Ramón Rivera (ELAIA): “Extremadura es una zona prioritaria para crecer con nuevos olivares”

Posted on

Entrevista con
Ramón Rivera
Director General de ELAIA

ELAIA nació liderado por el gigante del aceite de oliva Sovena, con el objetivo de explotar olivares propios o arrendados, así como la gestión de almazaras, para la obtención de aceites de oliva Premium. Un proyecto único a nivel mundial por su gran dimensión, que opera en Portugal, España y Marruecos, y en plena expansión para otras regiones del mundo.

¿En qué momento se encuentran las plantaciones de ELAIA en Extremadura, qué extensión, variedades y producción media ha tenido en las últimas campañas?

Actualmente tenemos cinco fincas en Extremadura: El Sevillano, en Navalvillar de Pela; El Barrillo en Gargáligas, que fueron las primeras plantaciones que hicimos entre 2007 y 2008; Las Hoyuelas y la Hoya, en Madrigalejo; El Cuadrado, en Conquista del Guadiana; y El Potosí, en Villafranco del Guadiana, que ha sido la última plantación en 2014 y que este año va a tener su segunda cosecha. Todas las fincas están en sistema Superintensivo, con marcos de plantación que van desde 1.670 a 1.975 plantas por hectárea de variedad arbequina. Las producciones son las esperadas para este tipo de cultivo y han ido creciendo con los años, comportándose de forma muy estable.

¿Hay previsiones en el futuro, teniendo la almazara en Extremadura, de ampliar las plantaciones en la región?

Seguimos con la voluntad de crecer más en Extremadura y contamos con un equipo fantástico que busca y valora oportunidades constantemente, así que es muy probable que aumentemos el área en el futuro.  Paralelamente, realizamos constantemente mejoras, como por ejemplo en nuestra almazara, que ha incrementado su capacidad de recepción, molturación y de almacenamiento.

¿Los suelos y clima extremeño son propicios para el olivar superintensivo? ¿Qué diferencias existen por ejemplo en relación a las plantaciones de ELAIA en el Alentejo portugués o en Marruecos?

Las condiciones son idóneas: los suelos, el clima y el agua, que son especialmente importantes, cumplen con todas nuestras expectativas.  Las producciones de las fincas son comparables con cualquiera de las zonas donde tenemos plantaciones y hacen que Extremadura sea una zona prioritaria de crecimiento para ELAIA

¿Cuál es la actividad de la almazara de ELAIA en Navalvillar de Pela y cuál es el destino de sus aceites de oliva producidos allí?

La Almazara de Navalvillar de Pela fundamentalmente moltura aceituna de nuestras fincas, en una campaña que suele durar menos de 60 días.  Nuestra actividad se centra en la transformación y la venta de Aceite Virgen Extra a granel, que casi en su totalidad vendemos a SOVENA.

Esta pasada campaña un AOVE de ELAIA fue elegido finalista en la categoría de frutado maduro en los premios del Ministerio de Agricultura ¿Qué representa para la empresa este reconocimiento?

Este premio ha sido muy importante para todos nosotros pues se trata de reconocimiento explícito al trabajo que desarrollamos cuantos formamos parte de esta empresa, desde el realizado en el campo hasta la almazara. Aunque hemos recibido premios muy importantes, como el Mario Solinas, el del Ministerio de Agricultura ha sido el más relevante de los conseguidos por uno de nuestros aceites producidos en España, lo que confirma que se pueden elaborar hacer aceites de la máxima calidad en sistemas de cultivo Superintensivo.

Olivares superintensivos en la Finca Las Hoyuelas en Madrigalejo
Anuncios

Una joven editorial con sede en Galisteo apuesta por el ebook y las diversas posibilidades de la edición digital

Posted on

David Matías en la casa de Fernando Pessoa

Bajo el nombre de La Moderna, esta pequeña editorial, gracias a las nuevas tecnologías, no solo edita libros -en su catálogo conviven ebooks y libros de tapa blanda-, sino que aspira a ser también distribuidora, librería online y plataforma de autopublicación, siendo su radio de acción las dos orillas del Atlántico. Y todo desde Galisteo (Cáceres), gracias al empeño de David Matías (Plasencia, 1986) y Lidia Gómez (Villanueva de la Serena, 1980), expertos en edición digital.

Acaban de participar en la tercera edición del European Coworking Programme celebrada en Lisboa y organizada por la Escuela de Organización Industrial de España, junto a otros cincuenta emprendedores repartidos por varios centros de investigación y emprendimiento europeos que han sido seleccionados de entre casi doscientas candidaturas nacionales.

De cara a abril de 2018, ya han confirmado su presencia en la Feria de Editoriales Independientes de Lima, invitados por el Centro Cultural de España en la capital peruana.

A esta temprana proyección internacional, se une el hecho de que La Moderna ya tiene acuerdos con imprentas de varios países americanos como México, Colombia, Argentina, Perú o los propios Estados Unidos.

Hace unos días, la joven editorial extremeña se ha hecho con los derechos de toda la obra en español de un autor cuya primera novela ha vendido más de cinco millones de ejemplares en varios idiomas. Todo parece apuntar a que será uno de los acontecimientos editoriales de 2018.

En tan solo unos meses, La Moderna ha logrado poner en el mercado global seis ebooks, de entre los que destaca una edición facsímil del Poeta en Nueva York de Lorca, ilustrada con collages de la artista almendralejense Rocío Vicente.

Al mismo tiempo, han publicado ya tres libros en papel: La obra de arte en la época de su reproducibilidad técnica, el mítico ensayo sobre cine y fotografía de Walter Benjamin, ahora con nueva traducción del premiado José Aníbal Campos; Los dilemas del profesor Heyman, una obra de teatro sobre la vida en el Gueto de Varsovia firmada por el joven bilbaíno Nicolás Paz, residente en el Valle del Jerte y Eva no tiene paraíso, un ensayo feminista de la escritora peruana Patricia de Souza.

Gisela Radant Wood: “Hay paisajes tan espectaculares en Extremadura que resulta difícil explicarlos con palabras”

Posted on

Entrevista con
Gisela Radant Wood
Autora de The Sierras of Extremadura

A mediados de octubre salió a la venta el nuevo libro de Gisela Radant Wood, una inglesa afincada en Almoharín (Cáceres), a la que el paisaje de Extremadura sedujo desde el primer momento. Es autora del primer libro de rutas senderistas por nuestra tierra escrito en inglés: Walking in Extremadura. Ahora publica The Sierras of Extremadura (Editorial Cicerone) que contiene, tras dos años de caminatas y de trabajo, 32 rutas ideales por cinco altas montañas y otras 25 sierras más pequeñas. Más de 400 kilómetros de rutas detalladas con claridad y abundancia de datos útiles y de interés, incluyendo mapas. Preparados ya para andar por nuestras sierras a partir de este otoño.

¿El lector que compre y lea Walking The Sierras of Extremadura va a encontrar una imagen poco conocida de Extremadura?

Creo que sí. Aunque mi libro tiene rutas en zonas como el Parque Natural de la Garganta de los Infiernos y el GeoParque de los Ibores, la Jara y las Villuercas, hay muchas otras zonas menos conocidas. En la Sierra de Gata anduve en lugares sin señales, pero solo seguí el camino que había planeado en mi casa con mi mapa y con mis conocimientos de la zona que había adquirido cuando recorrí la zona en años anteriores. Al igual que ocurre con las rutas de la Sierra de Montánchez y las otras sierras de los alrededores de esta zona.

Sin embargo, en este libro aparecen también lugares poco conocidos, como la preciosa zona en torno a La Garganta, pequeño pueblo situado en el extremo norte de Extremadura. En realidad, podría haber incluido en el libro por lo menos seis rutas solo de este lugar. Las oportunidades para los senderistas son muchas, pero hay pocas rutas con señales o flechas ‘PR CC’. ¡Qué lástima! En mayo, cuando pasé una semana haciendo las rutas en torno a este pueblo, las montañas estaban cubiertas de nieve mientras que el resto estaba cubierto de flores amarillas y rosas. Eran unos panoramas tan espectaculares que resultaba imposible explicarlo con palabras.

Lo mismo ocurre en el sur de Extremadura, en los alrededores de Monasterio, que tienen una enorme variedad de rutas. Algunas están indicadas con flechas y están bien señalizadas. Otras, no tanto. Como la que descubrí y recorrí, con la ayuda de palabras y flechas pintadas a mano en paredes y postes en pleno campo, y que es una ruta poco conocida pero espectacular, y que a mí me encanta, que va desde  Monesterio hasta el Monasterio de Tentudía.

Personalmente, ¿qué zona de sierras de Extremadura son la más te ha gustado cuando las has hecho?

Es difícil de decir. Me gustan todas las zonas que aparecen en mi libro. Me gusta la Sierra de Gata, pero cada vez hay más turistas. Tiene las montañas, los bosques, los pueblos de granito, los ríos que no se secan en verano y la gente tan amable. Siempre, cuando recorro esta zona tengo la sensación de unión con una naturaleza todavía virgen. Las rutas en el valle del Jerte me gustan todo el año, igual de las rutas en la Sierra de Gredos, especialmente en los alrededores de Guijo de Santa Bárbara. La Sierra Grande de Hornachos es espectacular cuando florece la jara y su castillo me pareció una estampa romántica cuando lo vi por primera vez. La Sierra Morena con sus bosques, también mi encanta.

Sin embargo, si necesito elegir una zona en los dos años que estuve haciendo las rutas para mi libro, está en la zona de La Garganta. La naturaleza -flores y aves-, los bosques, las montañas, la historia, las vistas del Valle del Ambroz, la sensación de espacio y de tranquilidad, era como medicina para mi alma.

Valle de Ambroz con Hervás al fondo ©Gisela Radant Wood

La imagen de muchos españoles, y también extranjeros, es la de una Extremadura muy llana por la dehesa ¿Habría que vender mejor una nueva imagen?

Este es un tema en el queda mucho por hacer. Tal vez la imagen de Extremadura comienza con la interpretación del mismo nombre, ‘Extremadura’. La mayoría de la gente insiste en que significa ‘Extremo y duro’. Tal vez. Yo prefiero la traducción “Más allá del Duero”. Creo que todos tenemos la responsabilidad de promover Extremadura como, sencillamente, el Paraíso.

Cualquier persona que tenga un sitio web relacionado con cualquier aspecto de Extremadura debe tener imágenes de lo exuberante y verde que es Extremadura. En las tiendas que atraen turistas, postales y calendarios y guías también podría incluir fantásticas imágenes de la maravillosa Extremadura en los meses de primavera. No menos hermoso es el campo en otoño e invierno. Para mí, incluso en verano, cuando los campos están amarillos y las encinas y los olivos se mantienen verdes bajo un cielo azul profundo, los colores vivos pueden resultar hasta dramáticos.  Aunque lo que realmente necesitaríamos es una película de muy alto presupuesto que se rodara en el campo de Extremadura. Piensa en lo que “El Señor de los Anillos” hizo por Nueva Zelanda.

¿Las provincias de Cáceres y la de Badajoz son bastantes diferentes en su paisaje y orografía?

Creo que sí. Cáceres tiene las montañas con nieve en invierno, los bosques caducifolios con sus colores espectaculares en otoño, ríos que no se secan en verano y valles llenos de flores en primavera. Hay muchos árboles frutales también y en primavera, por ejemplo, las zonas de los cerezos aparecen de blanco, y los almendros bravíos se cubren de flores de tonos rosáceos. Cáceres tiene el único Parque Nacional en Extremadura -Monfragüe-,  pero hay también Parques Naturales: el Tajo Internaciónal, de la Garganta de los Infiernos y del GeoParque de los Ibores, la Jara y las Villuercas. Creo Cáceres es la provincia más diversa de Extremadura.

Badajoz es más llana y con menos sierras. Hay millares de hectáreas inundadas de vides. Pero Badajoz tiene sierras también, menos grandes pero no menos encantadoras. Al sur de la provincia de Badajoz está la Sierra Morena, que incluye muchas pequeñas cadenas montañosas. En sus estribaciones pasta el ganado, y las sierras aquí tienen el aspecto de un lugar suave y accesible. Badajoz tiene un Parque Natural en Cornalvo, pero también hay lugares importantes para la especial protección de las aves. En el este hay espacios enormes y sorprendentes cubiertos de agua: los embalses de Orellana, Zújar y la Serena, todos con unas vistas espectaculares.

Cerro San Cristóbal y Cancho Blanco detrás, en la Sierra de Montánchez ©Gisela Radant Wood

¿Tienes pensado nuevos libros sobre Extremadura?

Sí. Quiero traducir mi primer libro de rutas al español. Aunque para ello, necesito hacer de nuevo todas las rutas para actualizar toda la información, porque ya han pasado cinco años desde su primera edición. Mi español ha mejorado y tengo buenos amigos españoles que seguro me ayudarán en mi trabajo. Si no encontrara un editor español para este libro, lo editaría como libro electrónico.

Hay lugares en Extremadura que no conozco bien y me interesaría descubrirlos: la Sierra de San Pedro; el parque Internacional del Tajo; la zona de los alrededores de Alcántara y también las zonas del suroeste de Extremadura.

Otra idea sería la de un libro nuevo, en inglés, sobre las rutas de peregrinaje en los alrededores de Guadalupe. Por ejemplo, me encanta la idea del GR 118, el ‘Camino de los Jerónimos’, entre los Monasterios de Yuste y Guadalupe. Solo los separan 56.7 km. Aunque no sé si ahora la ruta está en buen estado, pero claro que existe. También, quiero investigar el GR212, el ‘camino de los Montes de Toledo’, entre Toledo y Guadalupe, con 196 km. Estas rutas necesitarían alojamientos al lado de los caminos, pero por ahora son solo ideas.

Otra idea romántica que tengo es la de andar por las cañadas y cordeles de Extremadura. Tengo un mapa muy antiguo de estas rutas pero no conozco el estado en los que se encuentran. En mis caminatas procuro buscar nuevas señales. Por ejemplo, sé que el cordel que va desde Mérida a Trujillo, existe. Los 80 km de esta ruta se dividirían en cuatro tramos, cada uno de 20 km, con alojamiento en Aljucén, Almoharín y Ruanes. He andado algunos tramos y están en buen estado. Necesitamos un pastor, un mastín y veinte ovejas para completar este cordel entre Mérida y Trujillo en un viaje de seis días para todos aquellos turistas con ganas de tener una experiencia excepcional.

Caja Rural de Extremadura celebra su Asamblea General mostrando un sólido crecimiento de su actividad comercial en 2017

Posted on

caja rural

El pasado sábado 2 de diciembre, la Caja Rural de Extremadura celebró su Asamblea General Ordinaria, donde se procedió a exponer la situación general de la Entidad y la evolución que están teniendo sus principales parámetros financieros y de negocio durante el ejercicio en curso. Los datos facilitados en dicha reunión, correspondientes a finales del mes de octubre, presentan un incremento interanual de la inversión crediticia del 6,7%, muy por encima de las medias que está presentando el conjunto del sector financiero, consiguiendo llegar a esa fecha a los 927 millones de euros y confiando cerrar el ejercicio con una cifra cercana a los 950 millones. Los depósitos de clientes también experimentan un importante crecimiento alcanzando los 1.171 millones de euros y aumentando el 2,7% con respecto al año anterior.

En su intervención, el Director General de la Caja, José María Portillo, destacó la importante recuperación del pulso comercial en la red de negocio de la Caja, donde se han puesto en marcha un gran número de iniciativas comerciales que han proporcionado un mayor nivel de vinculación de la clientela y una mejora en la calidad de servicio que la Entidad viene prestando. Una de los factores claves de la buena evolución de la Caja Rural de Extremadura ha sido la drástica reducción del ratio de mora, que permitirá cerrar el ejercicio con cifras por debajo del 9%, en línea prácticamente con las medias del sector y tras un intenso proceso de recuperación de posiciones deterioradas.

Gracias a esta caída de activos dudosos y al buen comportamiento de la generación de recursos, los ratios de cobertura se acercan al 75% de dichas posiciones morosas, cifra muy superior a la que presenta la media del sector financiero. El crecimiento del volumen de negocio ha permitido incrementar la cuota de mercado regional en más de 50 puntos básicos, pasando del 6% en septiembre y con una clara tendencia al crecimiento sostenido de esta magnitud.

En cuanto a la cuenta de resultados, y a pesar del entorno de bajos tipos de interés, el margen de intereses, o producto que se obtiene de la intermediación meramente bancaria, cerrará con un crecimiento cercano al 5%, en línea con entidades de mucho mayor tamaño que la Caja.  Se ha registrado también una importante contención en los gastos, consiguiéndose reducir el ratio de eficiencia hasta el 58%, un punto y medio menos que el año anterior.

Los resultados netos previstos, después del pago de impuestos y la dotación al Fondo de Educación y Promoción, estarán en línea con lo previsto en el Plan Estratégico que la Entidad aprobó el año pasado y que tenía una proyección a tres años: superará los 5 millones de euros netos.

El Presidente de la Entidad, Urbano Caballo, recalcó en su intervención el buen momento en el que se encuentra la Caja, perfectamente orientada hacia el futuro y que, tras un proceso de transformación y modernización, está sentando las bases para convertirse en una entidad solvente frente a sus clientes y al servicio de la sociedad extremeña. La mejora en todos los parámetros y magnitudes del balance y la cuenta de resultados son el resultado de una gestión seria y prudente y la garantía de que la consolidación como entidad de primer nivel terminará consiguiéndose.

La permanente apuesta y compromiso de la Caja con el mundo agrícola y ganadero se ha reforzado mediante la firma de numerosos convenios con Cooperativas y Asociaciones y la comercialización de líneas de productos dirigidas a las necesidades de este sector. Pero Caja Rural de Extremadura es, desde hace algunos años, una entidad generalista, que practica un modelo de banca universal y que orienta su negocio a todos los sectores económicos de la región ofreciendo sus productos siempre pensando en el compromiso que mantiene con sus clientes y con el desarrollo de nuestra región.

Alberto B. Bornadiego (Pago de las Encomiendas): “Los vinos extremeños cada vez son más reconocidos y valorados”

Posted on

Entrevista con
Alberto B. Bornadiego
director comercial de Pago de las Encomiendas

La bodega Pago de las Encomiendas, ubicada en Villafranca de los Barros, ha sido una de las bodegas extremeñas más activas en el tema del enoturismo, contando también con un club de vinos donde formar y compartir experiencias con sus clientes.

Según Alberto B. Bornadiego, director comercial de la bodega, en el sector del vino regional “queda mucho trabajo por realizar pero afortunadamente tenemos en la región un gran número de bodegas que elaboran grandes vinos con estándares de calidad muy altos, conocidos tanto a nivel nacional como internacional. Se ha dado en esta última década un salto cuantitativo en este tema, pero la losa de ser una región elaboradora de volumen aún pesa mucho. Vamos por buen camino y, con el esfuerzo de estas bodegas y un buen trabajo como hasta ahora, los vinos extremeños, estamos convencidos que pronto serán aún más reconocidos y valorados en el panorama vitivinícola nacional e internacional”.

“El principal mercado de la bodega es el nacional, estando presente con una gran red de distribución en todas las comunidades autónomas”.

“Lo que más aprecian de nuestros vinos y que a la vez es la identidad de Pago de las Encomiendas es lo afrutados que son y lo bien ensamblados que están”.

Entre ellos destaca el Unadir Tinto Roble 2016, de color rojo picota muy intenso, con irisaciones violáceas en el borde de la copa y un aroma a compota de frutas muy maduras, pero con predominio de bombón de guindas y moras de zarza, junto con cierto toque de café y tiramisú.

Apis apuesta por la Biodiversidad llevando la Operación Polinizador a sus cultivos de tomate

Posted on

Imagen Polinizador

La empresa agroalimentaria extremeña Apis ha ampliado su acuerdo de colaboración con la agrotecnológica Syngenta con el fin de mejorar la biodiversidad en sus cultivos llevando a cabo la Operación Polinizador, un proyecto de agricultura sostenible y responsable que estará implantado en el total de las plantaciones antes de 2022.

La Operación Polinizador consiste en la generación de espacios dentro de las plantaciones donde insectos polinizadores y otros artrópodos dispondrán de alimento y refugio. Gracias a estas zonas no sólo crecerán las poblaciones de polinizadores, sino que desarrollará una mayor biodiversidad de insectos y pequeños mamíferos.

Los agricultores cooperativistas de Acopaex, conscientes de la importancia de acciones que favorezcan la agricultura sostenible, serán los responsables de llevar este proyecto a cabo en sus cultivos de tomate.

En palabras de Anselmo Montero, Director General de Apis, “con este proyecto nuestros agricultores y productores introducen en su sistema de producción, medidas ambientales que fomentan la sostenibilidad mejorando los ecosistemas naturales, no solo en biodiversidad, sino también en protección de los cauces fluviales y pérdida de suelo”.

Con la ampliación de este acuerdo, la agroalimentaria extremeña se alinea al 100 por 100 con el plan de compromiso global de seguridad alimentaria y sostenibilidad agrícola de Syngenta, el denominado The Good Growth, cumpliendo además una de sus máximas; ofrecer al mercado nacional productos más saludables a través del respeto ambiental y la producción sostenible.

Extremadura roza las 50.000 hectáreas de olivar de regadío

Posted on

Olivar con riego en Olivenza

El olivar de regadío continúa creciendo en Extremadura pero aún no tiene suficiente peso en el conjunto de la producción, sobre todo en grandes zonas de cultivo como Tierra de Barros y La Serena.

Según los datos de la reciente Encuesta de Superficies y Rendimientos de cultivos elaborado por el Ministerio de Agricultura, la región cuenta actualmente con 274.374 hectáreas de olivar, de los que unas 254.000 se destinan a aceituna para almazara. De estas, unas 206.000 hectáreas siguen siendo de secano, lo que provoca una elevada tendencia a la vecería, además de estar muy expuestas en años complicados climatológicamente como el actual. Mientras, el regadío llega ya a 47.651 hectáreas de olivar para almazara, una parte de ellos como olivar intensivo y superintensivo. El porcentaje de regadío en el olivar regional está muy por debajo del de otras grandes zonas productoras como Jaén o Córdoba.

Por su parte, la aceituna de mesa cuenta en la región con 18.910 hectáreas de secano y solo 1.107 de regadío, lo que complica mucho su producción en años muy secos como el actual en el que muchas toneladas se destinarán a almazara.

Según los últimos datos del Ministerio de Agricultura, Extremadura contaba al finalizar la campaña 2016-2017 con 128 almazaras, de las que 78 se ubican en la provincia de Badajoz y 50 en la de Cáceres. En la pasada campaña, la producción fue de 43.823 toneladas de aceite de oliva.