La Manzanilla extremeña contra la Sevillana andaluza

Posted on

Los empresarios de Tierra de Barros se oponen a que Andalucía tramite la Indicación Geográfica Protegida Aceituna Sevillana por perjudicarles en la exportación de sus aceitunas

30 LOGO IGP ACEITUNA

La inscripción en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del inicio del período nacional de oposición a la inclusión de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) ‘Aceituna Sevillana’ en el Registro europeo de Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) e IGP no ha sentado nada bien en Extremadura.

La Asociación de Empresarios de la Aceituna de Almendralejo (ADIADA),  compuesta por una treintena de empresas, interpondrá un recurso contra la solicitud de aprobar una Indicación Geográfica Protegida (IGP) para la “aceituna sevillana”. Los empresarios extremeños consideran que esa variedad es la misma que se produce y envasa en Tierra de Barros, conocida aquí como Manzanilla.

Manzanilla y Gordal
La variedad Manzanilla se caracteriza por la redondez de sus formas, tamaño algo pequeño y color verde pálido, su buen gusto, la pequeñez del hueso y la facilidad de separación de la pulpa del hueso, cualidad que la hace muy apreciable por el consumidor.

Por su parte, la variedad Gordal, como aceituna de mesa es muy apreciada por el gran tamaño de sus frutos y por el gran porcentaje que supone la pulpa del total del fruto. Es un tipo de aceituna que ofrece frutos muy regulares con forma ovoidal y especialmente aptas para el aderezo por su bajo contenido en aceite.

gordal_sevillana

Verdes aderezadas
El modo de elaboración de la ‘Aceituna Sevillana’, originario de la zona donde se producen, es una de las características que las diferencia de otros productos que se pueden encontrar en el mercado. Las aceitunas verdes aderezadas en salmuera al “estilo sevillano”, como se conoce esta forma de condimentar las aceitunas pueden tener como resultado tres tipos de productos: aceitunas enteras, deshuesadas y rellenas.

El proceso de elaboración comienza con la recolección manual antes de la maduración (envero) mediante el sistema tradicional denominado “ordeño”, evitando así posibles daños en los frutos.  Posteriormente, se seleccionan los frutos aptos y se clasifican por tamaños, pasando a la fase de cocido y el lavado. La operación de  “cocido” es conocida también como aderezo al “estilo sevillano”. Finalmente se procede a la conservación y almacenamiento según las características de cada variedad (con hueso, deshuesadas o rellenas).

Consecuencias
El presidente de ADIADA, Francisco Melado, ha asegurado que si se aprueba esta distinción, acarrearía “muchos problemas” no sólo para los productores de Almendralejo, sino también de la provincia de Cáceres, así como de otras zonas de Andalucía. “Esta indicación geográfica sólo protegería –asegura- a una zona concreta de la provincia de Sevilla y una serie de municipios de la frontera con Córdoba, dejando al resto fuera de la misma”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s