“Las industrias de tomate cooperativas han contratado un 40% más esta campaña”

Posted on

Domingo Fernandez

Entrevista con
Domingo Fernández Sánchez
Presidente del grupo de trabajo de Transformado de Tomate de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura

¿Cómo se presenta la nueva campaña de tomate teniendo en cuenta la situación del mercado mundial?

La campaña de tomate se presenta con unas perspectivas interesantes para agricultores e industrias en Extremadura, donde es uno de los cultivos más importantes. La contratación ha subido entre un 20 y 25%, y las cooperativas continúan concentrando gran parte de la producción total regional. Además, hay que destacar la labor de las industrias de tomate cooperativas –Carnes y Vegetales (Apis), Pronat, Tomalia y Tomates del Guadiana-, que han contratado esta campaña más de 700.000 toneladas de tomate, lo que representa un incremento del 40% respecto a la campaña anterior.

Desde el 2010 los precios del tomate no han subido en general. ¿El productor y las industrias deberán acostumbrarse a estos precios?

El año pasado el precio del tomate subió y se pagaron 78 euros por tonelada frente a los 75 euros por tonelada de la campaña anterior. En cualquier caso, la tendencia del mercado es que no haya precisamente grandes altibajos en los precios para que así podamos ser competitivos en los mercados mundiales. El tomate es un cultivo que se desarrolla en todo el mundo y hay que competir con ese mundo, por lo que hay que abaratar costes y subir producción.

La exportación  granel es clave para el tomate regional ¿La venta de productos envasados tiene margen de crecimiento?

Tiene margen de crecimiento siendo muy competitivos, de lo contrario es muy complicado. La segunda transformación del tomate para industria se está vendiendo en España y ahí el margen de crecimiento está ya en su tope. Por eso,  ahora se está empezando a exportar, porque sí hay margen de crecimiento fuera de España. El producto transformado que estábamos vendiendo hasta ahora era en primera transformación y la segunda, es decir, ya envasado y preparado, se está sacando ahora y ya tenemos industrias cooperativas que exportan a Estados Unidos, China y Nigeria, entre otros países. La clave está en la equivalencia del precio del dólar ahora.

¿Cuáles son los principales países productores rivales del tomate extremeño?

Principalmente Italia y Portugal en Europa, y fuera Estados Unidos y Chile. El tomate marroquí sin embargo no es nuestra competencia, porque es tomate fresco y no tomate para industria, que es lo que nosotros producimos.

¿Qué mejoras de logística e infraestructuras demandan las industrias de tomate para ser más competitivas en el exterior?

El transporte, que es nuestra gran asignatura pendiente. Los mayores consumidores de tomate son Alemania y Reino Unido y es complicado llegar a ellos si no se abren nuevos canales, porque el transporte por carretera en camión tiene un altísimo coste. Ahora mismo estamos llegando por puerto, pero para ello hay que llegar con ferrocarril y aquí tenemos unas malas líneas ferroviarias, lo cual también retrasa la plataforma logística proyectada en Badajoz. Por ello, estamos exportando vía Lisboa, con camiones que llevan el tomate hasta Elvas y de allí en tren para entrar los contenedores en barco.

Durante muchos meses al año las fábricas de tomate están infrautilizadas ¿Qué alternativas habría para aumentar su carga de actividad?

Ya hay fábricas que están diversificando la producción, incorporando el concentrado de fruta, y apostando por la segunda transformación, con productos finales ya envasados y otros derivados, como el licopeno. Es algo necesario, porque tener trabajos complementarios ayuda a mantener infraestructuras y gastos generales. Hay que tender a la segunda transformación, pero para eso hay que abrir mercado y competir, porque podemos hacerlo si tenemos una fuerte red comercial y marca.

¿La relación entre las empresas privadas del sector y las industrias cooperativas puede incrementarse en el futuro?

Hay buena sintonía dentro del sector, pero es complicado que haya una concentración. De haberla, sería en las industrias cooperativas, porque veo difícil que las privadas quieran unirse. Entre las cooperativas ya se hacen colaboraciones y se coordina la compra y venta de productos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s