Una empresa de Ribera del Fresno lidera la fabricación de molinos de viento tipo americano

Posted on

molino

Casi como unos quijotes, la familia Pizarro ha resistido los embates de las turbulencias de la crisis para mantenerse como líderes españoles en la fabricación de molinos de viento tipo americano, muy utilizados en la extracción de agua y riego por goteo en zonas rurales.

La empresa Alternativas Agrícolas S.L. (Altagri), creada en 1997 en Ribera del Fresno (Badajoz), ha fabricado en estos años más de 500 molinos de viento tanto para el mercado español como para países tan lejanos como Irak, Tanzania, Cuba o Guinea Ecuatorial. Portugal también es uno de sus mercados prioritarios.

En la actualidad, la empresa fabrica todos los elementos de tres modelos diferentes de molinos multipala. Dependiendo del caudal de agua necesario para extraer y también de la profundidad del agua, sus precios oscilan entre los 4.000 y los 9.500 euros.

Al año puede fabricar una media de 30 o 40. “El año pasado no fue del todo bueno –asegura Juan Pizarro, gerente de la empresa- pero este año se han recuperado los pedidos”.

Restaurar
En la actualidad también está creciendo con fuerza el mercado de la restauración de molinos, alguno de ellos de más de un siglo, verdaderas obras de arte de arquitectura industrial.

“Hace poco –asegura Juan Pizarro– restauramos en Málaga un molino de 1918 que costó 400 pesetas de la época propiedad de un inglés. Y estamos trabajando en un proyecto en Canarias junto con el Cabildo de Fuerteventura que si sale adelante supondrá la restauración de 115 molinos antiguos de la Isla”.

Tecnología láser
La empresa no ha parado de innovar y crecer desde que el padre del actual responsable decidió fabricar molinos para aplicar sus conocimientos de mecánica.

Durante años, la empresa importaba desde Estados Unidos la parte central del molino, pero tras una inversión de 40.000 euros ya lo fabrican ellos mismos en Ribera del Fresno. Y también realizan el tratamiento galvanizado de las piezas para evitar su corrosión con el agua.

“Se ha avanzado mucho en la mecánica y fabricación de las piezas -comenta Juan Pizarro. En este negocio no hay que dejar de innovar. Ya se cortan las chapas con láser y las bombas se fabrican en acero inoxidable. Hace 10 años invertimos 600.000 euros en la nueva fábrica en el Polígono. Nos cogió la crisis pero hemos salido adelante con especialización y buenos productos”.

La rueda de los molinos está compuesta de 18 aletas estampadas con la correcta curvatura para desarrollar una gran energía con brisas ligeras. Para el 2016 quieren lanzar al mercado un nuevo modelo, del que ya tienen el prototipo, destinado a oxigenar el agua de charcas y estanques, para evitar que el agua se ensucie o se congele.

Minieólica
Hace unos seis años estuvieron a punto de entrar en el negocio de la energía minieólica pero al final desistieron.

“Suponía un coste de fabricación muy costoso –comenta Juan Pizarro– difícil de amortizar, sobre todo por la fuerte competencia de China en este mercado. Pensamos que era mejor centrarse en lo que llevamos muchos años haciendo con calidad”.

Potenciar la exportación a mercados más cercanos como Francia e Italia es su próximo reto y estar más presente en el mercado ecológico, cada vez con más demanda en Europa.

Vía: Energía de Extremadura

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s