El cebadero de Terneras Extremeñas en Abertura puede engordar hasta 3.000 animales al año

Posted on

Uno de los pilares del negocio de El Encinar de Humienta pasa por controlar el ciclo completo del vacuno. Y para ello en 2015 adquirió la totalidad de las acciones de la empresa Terneras Extremeñas S.C., que compartía con Acorex, y que cuenta con cebadero propio en Abertura (Cáceres). La capacidad anual de producción es de 2.750-3000 animales.

“El cebadero está situado en una zona cuya actividad básica es la agricultura y la ganadería, posibilitando que los pasteros de la zona se ceben en la misma con el valor añadido y riqueza que conlleva. Al no ser suficiente la producción local para abastecer al cebadero, el resto de pasteros se adquieren en otras áreas  de Extremadura”, asegura Paloma Ledesma, su directora.

“El pienso se formula y fabrica en el propio cebadero, a partir de materias primas adquiridas a las cooperativas agrícolas del entorno, debido  a la  proximidad a las Vegas del Guadiana, que es una de las zonas de mayores producciones agrícolas de regadío de España. Nuestro interés por mejorar la calidad de las producciones e incrementar la competitividad nos ha llevado a desarrollar proyectos i+d+i que nos permiten transferir tecnología y conocimientos a todos los actores implicados en la cadena de valor”, comenta Ledesma.

La conexión por carretera hasta el matadero de Almaraz es buena. “Todo el ganado que se ceba en Terneras Extremeñas se sacrifica en el matadero de El Encinar de Humienta y cumple con las normas establecidas  en programas específicos de certificación de etiquetado facultativo (Pliego de etiquetado facultativo Navalcarne) así como la IGP Ternera de Extremadura que garantizan al consumidor  un producto de alta calidad, natural, sin aditivos ni finalizadores, protegiendo así las producciones de vacuno extensivo, que redundan en la conservación de la dehesa”, según su directora.

Los animales que se engordan en el cebadero son mayoritariamente cruzados al 75% (madre de razas autóctonas o cruzadas adaptadas a la dehesa y macho de raza charolesa y limusina). El peso al sacrificio ronda los  550 kg para machos y 450 kg para hembras, con estrictas normas de bienestar animal que contribuye a la calidad de la canal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s