cooperativas

Domingo Fernández Sánchez (Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura): “No hay motivo justificado para que este año se bajara el precio del tomate”

Posted on

Entrevista con
Domingo Fernández Sánchez
Presidente del Grupo de Trabajo de Transformado de Tomate de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura

¿Cómo se presenta la nueva campaña de tomate  teniendo en cuenta la situación mundial del mercado?

La situación mundial del mercado está marcada por los stock que hay en algunos países, como por ejemplo EEUU, algo que no es bueno porque el producto tiene que salir, aunque sea bajando los precios. Esa puede ser la causa de los problemas que hemos tenido durante las negociaciones de la contratación en esta campaña, aunque no hay motivo justificado para que este año se bajara el precio del tomate. Y el propio sector debe tener muy claro que es fundamental el equilibrio para nuestro futuro, que las dos partes (productor e industrial) ganen.

Aquí hay que dejar clara la importancia de integrar a los productores, que cada año no tengamos más OPFH. La zona de Vegas Altas no ha tenido prácticamente problemas con la contratación, porque más de la mitad del tomate de esa zona está en manos de las cooperativas, que son las empresas de los agricultores y participan en el beneficio de la transformación de  las industrias cooperativas. Ha habido que arriesgarse y hacerlas. Sus beneficios se ven ahora más y tenemos una alta demanda de agricultores para incorporarse a cooperativas y de cooperativas para entrar en las industrias cooperativas.

En Extremadura la contratación de tomate para industria ha sido muy similar a la de la campaña pasada, con algunas más hectáreas de tierra y algo menos de toneladas contratadas, en la misma línea que el año anterior.

Los agricultores extremeños han logrado aumentar los kilos por hectárea de tomate en los últimos años ¿Hay margen todavía para crecer?  

Siempre hay margen para crecer, porque hay nuevas tecnologías y variedades, porque se está aumentando el riego por goteo y hay mejoras en la tierra. En los últimos 15 años se ha duplicado la producción. Y es la única arma que tiene el agricultor: seguir produciendo más para ser más competitivo, porque los costes no dejan de subir y el precio ha bajado ya por tercer año consecutivo. Nuestros grandes competidores son Andalucía, que  produce más kilos por hectárea por la climatología y las tierras, y Portugal, que tiene explotaciones de entre 60 y 70 hectáreas de media, el doble que las nuestras. Sus agricultores, aunque cobren menos por tonelada, pueden ganar más que los extremeños. Y el arma que nos queda es seguir mejorando, tanto genéticamente en las variedades de tomate, como en la recolección, en los tratamientos, etc. para abaratar costes o con los mismos costes sacar más kilos. No podemos olvidar que es un cultivo que depende mucho de la climatología y es muy delicado para las temperaturas y las lluvias.

¿Cómo valoran los mercados internacionales la calidad del tomate producido en Extremadura?

Tenemos buena valoración y eso nos ayuda a competir y salvar el inconveniente que tenemos por nuestra situación geográfica. El mayor consumidor de tomate es Alemania y transportar nuestro tomate hasta allí es muy costoso. Lo que nos queda es, por tanto, la calidad de nuestro tomate, que tiene ya prestigio a nivel internacional por sus cualidades y eso es lo que tenemos que potenciar, seguir haciéndolo todo bien.

¿Habría que ir hacia campañas más escalonadas en el tiempo para no concentrar casi todo en muy pocas semanas?

Ojalá pudiésemos, pero es algo problemático porque el cultivo está condicionado por la meteorología. Se pueden ganar algunas semanas, como ha ocurrido algunos años si el tiempo deja, pero no se puede plantar mucho antes de la fecha en que se hace por el riesgo de heladas y tampoco se puede recoger más tarde de la fecha en que se termina por el riesgo de lluvias. Ojalá pudiésemos, pero es la climatología la que manda. En California la campaña dura 90 días y la nuestra 55 días, porque la climatología se lo permite y porque el transporte es mucho más barato y pueden jugar con las producciones de las distintas zonas.

José Aurelio García (Explum): “Las oscilaciones de precios entre las campañas de fruta son excesivas”

Posted on

Entrevista con
José Aurelio García
Gerente de Explum Soc. Coop.

La cooperativa Explum reúne la producción de 65 agricultores y cerca de 500 hectáreas de frutales en la zona de Valdelacalzada, municipio con una gran tradición en la producción de fruta. Cada año producen unos 10 millones de kilos de ciruelas y un millón entre nectarinas, melocotones y albaricoques.

¿Cómo ve el actual sector de la fruta en cuanto a precios y comercialización?

Llevamos ya seis campañas trabajando como Explum. Se trata de un sector con una fuerte competencia donde lo más importante es producir con calidad, pero también con regularidad. Y donde las oscilaciones de precios, según la producción, son excesivas.

Nuestras ventas están muy enfocadas al cliente exterior, más de un 80% de la que una gran cantidad se reexporta a terceros mercados. Estamos en toda Europa y también en países como Brasil, Canadá, Colombia y en menor medida en Costa Rica, Panamá, Ecuador. Se habla mucho del veto ruso pero hay otro mercado, Argelia, que compraba mucha ciruela a Extremadura, y donde el coste de transporte era bajo, y cuyo mercado permanece cerrado. Es un mercado donde la conservación del producto y la rapidez del transporte son claves para que llegue con garantías. La creación de la Marca de Calidad para la ciruela puede ayudarnos en nuevos mercados.

¿Tienen interés los socios de Explum en diversificar en nuevos productos?

Con todos los problemas que pasaron en Valdelacalzada, lo principal para nosotros ha sido sacar adelante el proyecto para garantizar el futuro de las familias. Es verdad que lo ideal sería reestructurar las plantaciones para no concentrarse tanto en la ciruela y poder prolongar las campañas.

Bartolomé Martínez (CASAT): “Debido a los bajos precios de maíz y arroz, el agricultor ha preferido sembrar tomate”

Posted on

Entrevista con
Bartolomé Martínez
Gerente de CASAT

CASAT es una Sociedad Agraria de Transformación ubicada en la localidad de Don Benito (Badajoz) en la comarca de las Vegas Altas. Sus antecedentes se remontan al año 1985 cuando un grupo de agricultores y ganaderos de la zona se unieron para secar y comercializar sus producciones de maíz. Desde entonces ha ido diversificando su actividad a otros productos agroganaderos y ampliando sus instalaciones de almacenamiento y de transformación de productos, siendo una de las cooperativas más activas en la producción de tomate. Participa de forma muy directa en una de las grandes industrias cooperativas de tomate, Pronat, con sede en Don Benito.

¿Cómo discurrió para CASAT finalmente la campaña del 2016 y cómo se presenta la del 2017?

En la pasada campaña nuestra OPFH fue de las más afectadas por las tormentas de granizo que hubo, las cuales fueron especialmente virulentas en la zona entre Don Benito y Villanueva de la Serena. Si al daño del granizo, le sumamos los daños por los temporales anteriores y el verano tan caluroso que tuvimos, hizo que la media de la OPFH fuera de unas 72 toneladas por hectárea de media, cuando años anteriores había estado en el entorno de los 90 toneladas por hectárea. En cuanto al año 2017, la intención es poner aproximadamente la misma superficie que el año pasado, entre 2.700 a 2.800 hectáreas de tomate.

En el volumen global de las plantaciones, ¿cómo influyen los precios acordados con las industrias y también los precios del maíz como cultivo comodín?

Este año debido a los bajos precios de maíz y arroz, el agricultor que pueda pondrá tomate, siempre que los precios sean similares a los del año pasado. Si el maíz tuviera un precio de unos 20 o 30 euros más por hectárea, entonces es probable que muchos agricultores no incrementasen su superficie y mantuviesen la superficie de tomate que venían poniendo otros años. Pero como todos sabemos, el precio del maíz depende de un conjunto de factores ajenos a España, que tomarán una u otra dirección, que no controlamos.

¿Qué grandes retos debe afrontar el sector productor de tomate para seguir siendo competitivo?

Lo que viene haciendo desde hace años, que ha supuesto casi duplicar la media de kilos por hectárea en los doce últimos años: mecanización, riego localizado, selección de variedades, mayor tamaño de explotación, asesoramiento técnico… ¿Se puede seguir mejorando? Sí, reduciendo costes en riego y tratamientos fitosanitarios, con nuevos sistemas de riego, usando productos novedosos que mejoran el cultivo, asociándose para buscar intereses comunes, usando variedades mejoradas…

Otro aspecto muy importante, por el cual CASAT viene apostando desde hace varios años, es la producción de tomate con el uso exclusivo de productos de Residuo Cero, lo que hace que ese tomate se pueda destinar a clientes y productos específicos en las distintas industrias y que además de preservar el medio ambiente, podrían tener un mayor valor añadido.

Ya está en la calle el número especial de primavera de CAUDAL DE EXTREMADURA

Posted on

La revista CAUDAL DE EXTREMADURA ha editado su nuevo número de primavera con dos amplios Especiales dedicados a los dos sectores que lideran el regadío y las exportaciones: el Tomate y la Fruta. En ambos se incluyen diferentes reportajes y entrevistas con los datos y las claves de estos dos sectores punteros en el sector agroalimentario extremeño. Si el tomate afianza su crecimiento con más de 24.000 hectáreas sembradas, la fruta continúa su imparable expansión con la búsqueda y apertura de nuevos mercados, algunos tan complicados y lejanos como el de China.

El reportaje central de este número tiene por objeto uno de los nuevos cultivos que buscan una mayor rentabilidad para el agricultor: el pistacho despierta también en Extremadura y sus posibilidades aún están por explorar.

La revista también incluye reportajes de interés, como el dedicado a Castrum-Erat, una de las queserías más singulares del amplio panorama quesero de Extremadura, o el dedicado a la aventura en la dehesa extremeña de la princesa Nora de Liechstenstein, que acaba de lanzar una línea de cosmética bio, prepara una marca de miel ecológica y tendrá ovino, también ecológico, en su finca de Valdeperales de Tajo, en Peraleda de la Mata.

Entrevistas con Juan Carlos Castro, director general de Esencia y Sabor; Ramón Rodríguez, gerente de Euromiel; Alicia López Sánchez, directora general de Pimentón Las Hermanas; Carlos Ortega, director general del Gabinete Termográfico Extremeño; y César Ráez, el prestigioso chef de Torre de Sande, y presidente de la Asociación de Cocineros y Reposteros de Extremadura, completan el panorama de personalidades que se asoman a nuestro nuevo número.

Como ya es habitual, este nuevo número también incluye el Suplemento Almazaras y Olivar con toda la actualidad del sector oleícola extremeño, que destaca especialmente por ser la región española donde más ha crecido en los últimos años el número de hectáreas dedicadas al olivar. Además, se incluyen entrevistas con Virgilio Barbosa, presidente de la Cooperativa El Lácara; Miguel S. Verdasco, director de Finibus; y Daniel Martín Vertedor y José Manuel López Caballero, autores del libro “Aceite de Oliva Virgen. Sabor y Saber de Extremadura”.

El Audi Q5 y el Lexus Sedan LS 500H son los dos protagonistas de nuestra sección Motor Premium.

Para suscribirse a la revista Caudal de Extremadura en papel,
llamar al tel. 670 67 55 71 ó contactar con el email caudaldeextremadura@gmail.com

Ya está en la calle el número especial de invierno de CAUDAL DE EXTREMADURA

Posted on

caudal-invierno-17

El ranking de las empresas agroalimentarias extremeñas que más facturan sirve de inicio a este nuevo número de invierno, el primero de 2017, de CAUDAL DE EXTREMADURA. También se incluyen reportajes de interés, como el que desvela todos los datos relativos al sector del Tomate, o el que muestra la potencialidad de los productos ecológicos.

Además incluye entrevistas exclusivas, como las de José Manuel Sanz Timón, presidente de Uniproca, el mayor grupo español caprino; Daniel Nieto, consejero delegado de Iberitos; Alfonso Cobaleda García, gerente de Wagyu Ibérico; José María Naranjo, director de Ventas y Marketing de Tany Nature; Jaime Cortés Moro, CEO de Pambiótica; Rocío Vázquez, directora de Castañas El Común; Marco Calderón, gerente de Comercial Ovinos; Antero Manuel Murillo, director gerente de la Quesería Finca Pascualete; y Rosa Heras, portavoz de Quercus, el primer tabaco 100% extremeño; entre otras más del mismo interés.

Como viene siendo habitual en nuestro primer número del año, también incluimos en la revista un Especial Extremadura en FITUR 2017, que incluye une entrevista con Francisco Ruiz Simón, director general de Turismo de la Junta de Extremadura, además de otros temas relacionados con el turismo y sus posibilidades en nuestra región.

Terminando ya el tiempo de la cosecha de aceituna, adquiere especial relevancia nuestro suplemento ALMAZARAS Y OLIVAR, donde procuramos recoger toda la actualidad del sector. En esta ocasión incluimos entrevistas de relevancia, como la de Alfonso Montaño, responsable de Proyectos Elaiotécnicos del CTAEX.

Otros reportajes y temas, como el del cierre del negocio de ibérico de Miguel Bosé en Montánchez o el nacimiento del primer ron extremeño, -sin olvidar nuestra sección de MOTOR PREMIUM-, completan el número de invierno de CAUDAL DE EXTREMADURA.

Para suscribirse a la revista Caudal de Extremadura en papel,
llamar al Tel. 670 67 55 71 ó contactar con el email caudaldeextremadura@gmail.com

“El sector cooperativo extremeño no es ni ha sido sólo Acorex, somos 230 cooperativas”

Posted on

angel-pachecoEntrevista con
Ángel Juan Pacheco
presidente de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura

¿Con qué retos asume la presidencia de Cooperativas Agroalimentarias Extremadura en un momento complejo?

Tenemos un gran reto por delante, que es impulsar el movimiento cooperativo de la región. O mejor dicho, facilitar a ese movimiento cooperativo todas las herramientas posibles para incrementar la competitividad que ya tiene, para favorecer la profesionalidad de sus estructuras empresariales… potenciando el empleo y economía del territorio donde se asientan. Tenemos que trabajar en reducir los trámites burocráticos, en luchar por una PAC eficaz, en conseguir que las cooperativas tengan mayor tamaño, en facilitar el relevo generacional y en lograr una apuesta económica real y efectiva por parte de la Administración.

¿Qué le diría a los presidentes y consejos rectores de las decenas de pequeñas cooperativas que quedan en la región de forma independiente?

Que el principal reto que tenemos por delante todas las cooperativas –socias o no de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura– es la integración, intercooperación y colaboración, porque es la solución a muchos problemas actuales, entre ellos el de los bajos precios en origen que reciben nuestros agricultores y ganaderos. Y Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura es un gran paso para ello. Pero más que cooperativas “independientes”, nuestro campo adolece más de agricultores y ganaderos que no están dentro de una cooperativa, a pesar de que ésta les ofrece un mayor poder de negociación y competitividad en el mercado además de una serie de servicios.

La llegada de dos de las mayores cooperativas agrarias españolas, AN  y Dcoop, puede tener dos lecturas: que el campo extremeño resulta atractivo, pero que el sector no ha sido capaz de integrar a las cooperativas de Acorex.

Creo que ni una cosa ni la otra. El sector cooperativo extremeño no es ni ha sido sólo Acorex. Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura es la federación que aglutina a unas 230 cooperativas agrarias y ganaderas que facturaron más de 800 millones de euros el año pasado y que generan más de 3.000 puestos de trabajo directo. No creo que todos esos datos sean reflejo de un sistema cooperativo que no funciona. Acorex es sólo un caso, en el que jugaron varios factores y que se ha sobredimensionado en comparación a la crisis que también han vivido muchas otras empresas de la región. Hay muchísimas cooperativas que funcionan bien en nuestra región, que demuestran que el cooperativismo es eficaz y prueba de ello es que son las que tiran del sector agroalimentario extremeño.

Respecto a la otra lectura, la de que el campo extremeño resulta muy atractivo, por supuesto. Lo es, por todas las razones que acabo de explicar y porque somos potencia nacional en muchos sectores. Pero ese no es el motivo de que cooperativas españolas se estén interesando por nosotros. O al menos no sólo ese. Tenemos que fomentar la integración, pero no sólo aquí, sino que se está fomentando y mucho las estructuras supraautonómicas. Las dos cooperativas que menciona -AN y DCoop- son dos Entidades Asociativas Prioritarias (EAP) y la primera en serlo reconocida fue EA Group, que es extremeña. Por la lectura que hace, podríamos decir también que Extremadura está desembarcando en Andalucía. Yo creo que no es eso, que la integración cooperativa puede hacerse de muchas formas y la colaboración es imprescindible, la unión de esfuerzos.

La región ha sido pionera en la integración cooperativa de importantes sectores como el ovino, tabaco, miel… ¿Es el modelo a seguir?

Debe ser extensible a todos los sectores. Tenemos algunos con una fuerte presencia asociativa, como el tabaco, y otros donde aún queda mucho por hacer, como el vacuno o el porcino. La integración cooperativa no es sólo fusión o absorción, no supone la desaparición, es el trabajo conjunto aunando esfuerzos para ser más competitivos. Una herramienta muy importante es el Plan de Integración de la región, que este año si cuenta –a diferencia del año pasado- con unos requisitos razonables. Las cooperativas son empresas, no lo olvidemos. Son las empresas de los agricultores y los ganaderos. Por eso el cooperativismo extremeño nunca ha perdido sus raíces y puede presumir de contar con cooperativas que no se limitan hoy a almacenar productos, sino que los transforman e incorporan valor añadido a los mismos.

José Pino (Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura): “Las 59 cooperativas extremeñas producen el 60% del aceite de oliva extremeño”

Posted on

jose-pinoEntrevista con
José Pino
Presidente de la Sectorial del Aceite de Oliva de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura

¿Cuáles serían los principales retos de futuro que tiene planteados del olivar y el sector aceitero extremeño?

Hay dos importantes retos de futuro: la modernización de las explotaciones y la integración cooperativa. El sector tiene por delante una importante tarea de reestructuración del cultivo. Debemos encaminarnos a aumentar la producción y reducir costes, porque es lo único que hará viable al sector en el futuro.

Otro importante reto es la integración cooperativa. Somos muchos a vender aceite y pocos a comprar. Y debemos apostar por intercooperar para obtener una mayor rentabilidad. No hay que olvidar el importante papel que representan las cooperativas en el sector del aceite de oliva, ya que las cooperativas olivareras extremeñas concentran el 60% del aceite regional, en 59 almazaras cooperativas de las 119 almazaras que han declarado datos a la AICA en toda la región.

En la última campaña, la 2015-2016, la región casi alcanza las 69.000 toneladas de aceite. Con la entrada de nuevas plantaciones intensivas y más riego, ¿el olivar extremeño puede superar estas cifras?

Ése es precisamente el objetivo. El olivar superintensivo de regadío está creciendo con fuerza en Extremadura, ya que produce unos 20.000 kilos por hectárea frente a los 1.500 kilos por hectárea que produce el olivar tradicional, que tiene que adaptarse o valerse de las ayudas ecológicas para seguir adelante. Pero aunque el superintensivo sería un modelo ideal de producción, no es viable para todos por diversos motivos, desde las condiciones del suelo, la falta de agua  hasta el importante desembolso económico que requiere.

Durante la última campaña, los precios del aceite en origen han estado por encima de los tres euros, ¿con estos precios se garantizaría la supervivencia del olivar tradicional también?

El olivar debe tender a aumentar la producción y reducir costes. Eso, acompañado de unos buenos precios en origen, hará que el sector puede seguir adelante. Pero el problema viene por las oscilaciones que registra el precio del aceite de oliva, que varía mucho no sólo de una campaña a otra, sino en la misma campaña. Y eso hace que la rentabilidad de las explotaciones también oscile.

¿Cómo podría aumentar la producción real de aceite de oliva por hectárea en la zona de Monterrubio y en Tierra de Barros de lograrse los proyectos de regadío en estudio?

Si estamos hablando que ambas comarcas productoras son hoy día referente del sector oleícola en nuestra región con un olivar de secano muy mayoritario, el día que puedan regar parte de sus explotaciones estaremos hablando de aumentar considerablemente sus producciones y por tanto de optimizar las mismas. En el caso de Monterrubio son ya más de quince años esperando el “agua prometida” y nuestros olivareros ya no se lo creen. En cuanto a la zona de Barros llevan menos tiempo por lo que deseamos que se haga realidad ambos proyectos en el menor tiempo posible.

En otros sectores extremeños la comercialización de sus productos ya se realiza de forma conjunta. ¿Será posible agrupar más la comercialización de los aceites de las cooperativas?

Es precisamente en lo que estamos trabajando desde todo el sector cooperativo. En aunar fuerzas para ganar tamaño e incrementar nuestra competitividad en un mercado complicado. La integración del sector es fundamental, ya que hay que concentrar la oferta, porque somos muchos a vender aceite y pocos a comprar. Y eso pasa, desde luego, por hacer grandes grupos o importantes acuerdos de colaboración. Porque crear esos grupos no es algo que se haga de un día para otro, ya que es un proceso muy complicado y que lleva mucho tiempo si se quiere hacer bien.

Extremadura dispone de dos denominaciones de origen de aceite de oliva que no han logrado tener hasta ahora el protagonismo de otras en otras regiones ¿Deben tener más?

Nuestras dos Denominaciones de Origen son pequeñas si las comparamos con otras de Andalucía. Hasta ahora no han tenido demasiada repercusión pero ambas están asentadas y en los últimos años se han adaptado a la normativa europea que ya ha sido un paso importantísimo. Están saneadas y saben perfectamente que dirección deben de tomar. Estoy convencidísimo y me consta que a partir de ahora se empezará hablar muy mucho de las Denominaciones de Origen extremeñas por los proyectos que quieren poner en marcha en breve.