aceite de oliva y olivar

El olivar de la provincia de Badajoz ha crecido en 42.000 hectáreas en la última década

Posted on

Alfonso Montaño destaca también que las almazaras de la provincia están ya cerca de producciones medias de 591 Tn/año

olivenza intensivo
Olivar intensivo en Olivenza

La provincia de Badajoz lidera la nueva revolución del olivar extremeño. Según Alfonso Montaño, Responsable de Proyectos Elaiotécnicos de CTAEX, Badajoz es la séptima provincia productora de Aceites de Oliva a nivel nacional, con un valor medio entre 2013/17 de más de 46.000 toneladas, lo cual representa el 88,6% de Extremadura, el 3,5% de la producción nacional y el 1,7% de la mundial. Y lo es gracias a la gran apuesta que el sector agrícola está realizando por el olivar, una apuesta fraguada desde principios de este siglo y que ha permitido aumentar de 175.711 ha de olivar (159.107 de secano y 16.604 ha de riego) en 2006 a 217.712 ha (173.290 ha de secano y 44.420 ha de riego).

Este crecimiento, sobre todo gracias al tesoro hídrico que posee esta provincia, lo que permite llevar el riego a 1 de cada 5 olivos cultivados en Badajoz. Por ello son cruciales los futuros planes para llevar el riego a zonas de elevado peso en la producción de aceitunas, tanto para mesa como para almazara.

Este incremento en la producción por la apuesta en los olivicultores está también viéndose reflejada en la optimización de la capacidad productiva de las almazaras, las cuales se sitúan ya cerca de producciones medias de 591 t/año, con una tendencia al alza, hecho que favorece la mayor competitividad de las industrias y reducción de costes productivos.

Pero las almazaras de Badajoz no solo saben producir cantidad, sino también existe una clara tendencia a producir calidad, cuantitativamente demostrado por la tendencia a adelantar la cosecha pues entre 2014-2017 en noviembre ya están en las bodegas 1 de cada 3 litros de aceite. La primera cata concurso organizada por la Diputación de Badajoz es un buen ejemplo de esta apuesta por la calidad.

Por todos estos datos se puede afirmar que el olivar y los aceites de oliva vírgenes extra están en Badajoz en su mejor momento histórico, pero que posee diferentes amenazas, como es la sequía actual que pone ya en peligro la vida de muchos olivares de secano, pérdida de ventas en el mercado de proximidad, pérdida de rentabilidad de los olivares de sierra, etc…, las cuales tendrán que ser combatidas entre todos, y en estas tareas la Diputación de Badajoz estará apoyando al sector oleícola.

olivar extremadura

El fondo británico ADM compra Innoliva por 130 millones de euros que gestiona 2.000 hectáreas de olivar en Extremadura

Posted on

Las fincas Olivares del Río en Peraleda de Zaucejo y Olivares de Guadalupe en Olivenza cuentan con 3,4 millones de olivos en intensivo

Patio de una de las almazaras de Innoliva

Nunca una hectárea de oliva ni almazara si ha pagado tan cara en Extremadura. La compra de la empresa navarra Olivos Naturales-Innoliva por parte del fondo de inversión ADM Capital Partners, que ha pagado 130 millones de euros, puede suponer un antes y un después en la olivicultura extremeña y española.

Innoliva dispone actualmente de 5.000 hectáreas de olivar intensivo entre España y Portugal, de las que unas 2.000 –más del 40%- se ubican en dos fincas extremeñas: Olivares del Río en la localidad pacense de Peraleda de Zaucejo con 1.259 hectáreas y más de 2,2 millones de olivos plantados entre 2005 y 2007, y Olivares de Guadalupe, cerca de Olivenza a orillas del río Guadiana, con 623 hectáreas y 1,12 millones de hectáreas plantadas en 2008. La empresa dispone de 9 millones de olivos en producción, de los que el 98% son de la variedad Arbequina y el resto de Koroneiki y Arbosana.

Su producción de aceite de oliva virgen extra por campaña supera actualmente los 10 millones de kilos. La gestión de la empresa la llevarán sus actuales directivos que fueron los que comenzaron con el proyecto. La inversión de ADM Capital Partners se ha realizado a través de su fondo agroalimentario Cibus que pretende aumentar la capacidad de producción y procesamiento al proyecto.

Los altos precios del aceite de oliva virgen extra en origen en las dos últimas campañas, con precios medios por encima de los 3,80 euros/kilo, han provocado el interés de grandes inversores del sector. Sobre todo en el ámbito del olivar intensivo y superintensivo que trabaja con costes de producción por kilo de aceite mucho más bajos que el olivar tradicional.

Juan Parras (Olequia):“Aunque el aceite de oliva bajara de precio el margen del olivar superintensivo sería bueno”

Posted on

42 Juan Parras entre olivosEntrevista con
Juan Parras
Gerente de Olequia y productor de olivar superintensivo

La localidad cacereña de Miajadas es muy conocida por su potente industria de tomate (Inpralsa-GB Food, Conesa Vegas Altas, Nestlé y Tomcoex) y por su industria arrocera de Extremeña de Arroces. Su importante agricultura se ha centrado durante los últimos años en el tomate y el maíz sobre todo. Sin embargo, algunos pioneros como Juan Parras Cintero, vieron claro hace ya 13 años la necesidad de diversificar con otros cultivos. Y él lo hizo con el olivar superintensivo con las variedades Arbequina y Arbosana. Y la experiencia ha sido muy buena, hasta el punto de ir aumentando sus plantaciones hasta alcanzar las 50 hectáreas, la última de ellas de solo cuatro meses.

“Por aquel entonces –asegura Juan Parras– en Extremadura sólo había olivar intensivo o superintensivo en la zona de Tierra de Barros y por Olivenza. Yo trabajaba en el grupo de investigación de olivar de la Finca La Orden y vi que el cultivo podía tener futuro en nuestra zona de Miajadas”. Además ha puesto en marcha su marca de AOVE, Olequia, con monovarietales de Arbequina y Arbosana.

Actualmente gestiona cinco plantaciones de olivar superintensivo de diferente antigüedad, lo que le ha permitido en las últimas de ellas aprender de los errores iniciales. Tuvo clara la elección del olivar superintensivo frente al intensivo para conseguir tanto la recolección como la poda mecanizada totalmente.

Con la experiencia de contar ya con diez cosechas a sus espaldas, Juan Parras es un firme defensor de la poda anual conseguir producciones estables y para alargar la vida del olivar. “La luz, la iluminación es la clave del olivar superintensivo. Sin olvidar un  buena manejo del riego y de la fertilización”.

También es un gran defensor de la Arbequina y la Arbosana, las dos variedades que se reparten sus olivares. “Ha habido otras muchas variedades en los últimos años pero tanto a nivel agronómico como a nivel de almazara siempre le faltan cosas”, asegura.

Parras, que es delegado de la empresa Agromillora en las Vegas Altas del Guadiana, cree que en los próximos años el olivar superintensivo crecerá en la zona. “Se está notando el interés de muchos pequeños y medianos productores para diversificar sus cultivos. Si no ha crecido más por aquí ha sido por el cultivo del tomate, cuya rentabilidad de la inversión se consigue a los cinco meses, mientras que en este tipo de olivar no lo logras hasta el tercer año. La ventaja del superintensivo es que permite un coste de unos 1,20 euros por kilo de aceite de oliva virgen extra. En campañas como la actual el margen es muy bueno, pero aunque bajara el aceite por debajo de 2,50 euros/kilo seguiría siendo rentable. Y además daría carga de trabajo en unos meses en los que en el regadío hay poca actividad”.

Por el momento no se plantea contar con su propia almazara, ya que  elabora una pequeña parte de su producción como envasado, en torno al 5% de la aceituna. Entre sus próximos proyectos figura una plantación de 8 hectáreas de almendros. “Hay que tener en cuenta que la inversión inicial en el almendro en seto es un 35% superior a la del olivar, sobre todo por la planta. Un olivo en superintensivo vale un euro mientras el almendro puede estar en tres euros”.

42 Olequia

Ramón Rivera (ELAIA): “Extremadura es una zona prioritaria para crecer con nuevos olivares”

Posted on

Entrevista con
Ramón Rivera
Director General de ELAIA

ELAIA nació liderado por el gigante del aceite de oliva Sovena, con el objetivo de explotar olivares propios o arrendados, así como la gestión de almazaras, para la obtención de aceites de oliva Premium. Un proyecto único a nivel mundial por su gran dimensión, que opera en Portugal, España y Marruecos, y en plena expansión para otras regiones del mundo.

¿En qué momento se encuentran las plantaciones de ELAIA en Extremadura, qué extensión, variedades y producción media ha tenido en las últimas campañas?

Actualmente tenemos cinco fincas en Extremadura: El Sevillano, en Navalvillar de Pela; El Barrillo en Gargáligas, que fueron las primeras plantaciones que hicimos entre 2007 y 2008; Las Hoyuelas y la Hoya, en Madrigalejo; El Cuadrado, en Conquista del Guadiana; y El Potosí, en Villafranco del Guadiana, que ha sido la última plantación en 2014 y que este año va a tener su segunda cosecha. Todas las fincas están en sistema Superintensivo, con marcos de plantación que van desde 1.670 a 1.975 plantas por hectárea de variedad arbequina. Las producciones son las esperadas para este tipo de cultivo y han ido creciendo con los años, comportándose de forma muy estable.

¿Hay previsiones en el futuro, teniendo la almazara en Extremadura, de ampliar las plantaciones en la región?

Seguimos con la voluntad de crecer más en Extremadura y contamos con un equipo fantástico que busca y valora oportunidades constantemente, así que es muy probable que aumentemos el área en el futuro.  Paralelamente, realizamos constantemente mejoras, como por ejemplo en nuestra almazara, que ha incrementado su capacidad de recepción, molturación y de almacenamiento.

¿Los suelos y clima extremeño son propicios para el olivar superintensivo? ¿Qué diferencias existen por ejemplo en relación a las plantaciones de ELAIA en el Alentejo portugués o en Marruecos?

Las condiciones son idóneas: los suelos, el clima y el agua, que son especialmente importantes, cumplen con todas nuestras expectativas.  Las producciones de las fincas son comparables con cualquiera de las zonas donde tenemos plantaciones y hacen que Extremadura sea una zona prioritaria de crecimiento para ELAIA

¿Cuál es la actividad de la almazara de ELAIA en Navalvillar de Pela y cuál es el destino de sus aceites de oliva producidos allí?

La Almazara de Navalvillar de Pela fundamentalmente moltura aceituna de nuestras fincas, en una campaña que suele durar menos de 60 días.  Nuestra actividad se centra en la transformación y la venta de Aceite Virgen Extra a granel, que casi en su totalidad vendemos a SOVENA.

Esta pasada campaña un AOVE de ELAIA fue elegido finalista en la categoría de frutado maduro en los premios del Ministerio de Agricultura ¿Qué representa para la empresa este reconocimiento?

Este premio ha sido muy importante para todos nosotros pues se trata de reconocimiento explícito al trabajo que desarrollamos cuantos formamos parte de esta empresa, desde el realizado en el campo hasta la almazara. Aunque hemos recibido premios muy importantes, como el Mario Solinas, el del Ministerio de Agricultura ha sido el más relevante de los conseguidos por uno de nuestros aceites producidos en España, lo que confirma que se pueden elaborar hacer aceites de la máxima calidad en sistemas de cultivo Superintensivo.

Olivares superintensivos en la Finca Las Hoyuelas en Madrigalejo

Extremadura roza las 50.000 hectáreas de olivar de regadío

Posted on

Olivar con riego en Olivenza

El olivar de regadío continúa creciendo en Extremadura pero aún no tiene suficiente peso en el conjunto de la producción, sobre todo en grandes zonas de cultivo como Tierra de Barros y La Serena.

Según los datos de la reciente Encuesta de Superficies y Rendimientos de cultivos elaborado por el Ministerio de Agricultura, la región cuenta actualmente con 274.374 hectáreas de olivar, de los que unas 254.000 se destinan a aceituna para almazara. De estas, unas 206.000 hectáreas siguen siendo de secano, lo que provoca una elevada tendencia a la vecería, además de estar muy expuestas en años complicados climatológicamente como el actual. Mientras, el regadío llega ya a 47.651 hectáreas de olivar para almazara, una parte de ellos como olivar intensivo y superintensivo. El porcentaje de regadío en el olivar regional está muy por debajo del de otras grandes zonas productoras como Jaén o Córdoba.

Por su parte, la aceituna de mesa cuenta en la región con 18.910 hectáreas de secano y solo 1.107 de regadío, lo que complica mucho su producción en años muy secos como el actual en el que muchas toneladas se destinarán a almazara.

Según los últimos datos del Ministerio de Agricultura, Extremadura contaba al finalizar la campaña 2016-2017 con 128 almazaras, de las que 78 se ubican en la provincia de Badajoz y 50 en la de Cáceres. En la pasada campaña, la producción fue de 43.823 toneladas de aceite de oliva.

Antonio Villegas y Javier Villegas (OleoExt): “Envasamos bajo demanda para preservar los valores nutricionales de nuestros AOVE monovarietales de Cornicabra y Picual”

Posted on

Olivares de la Sierra de Altamira

Entrevista con
Antonio Villegas  y Javier Villegas
Gerentes de OleoExt

¿Cuál fue el origen del proyecto Oleoext?

Se trata de un proyecto que ha evolucionado en el tiempo siendo la segunda generación la que ha dado un giro a toda la trayectoria recorrida, desde hace cuatro años. Ha consistido en encajar bajo diferentes segmentos nuestro AOVE, profesionalizando cada una de las etapas que forman parte del resultado final: producción, fabricación y comercialización y ventas del producto. Se han mantenido ciertos factores de éxito como pueden ser diversas técnicas de cultivo del olivar conviviendo con innovaciones agrícolas que nos han permitido una mejora en los resultados del producto. En la fabricación se ha dado prioridad a la calidad de la materia prima, con analíticas de evolución de fruto, para determinar el momento óptimo de maduración (fase de envero) que conservaría los mejores valores nutricionales de los mismos. Una vez realizadas las analíticas oficiales y los paneles de catas correspondientes, procedemos a la fase de packaging y comercialización.

¿Cuáles son las variedades de aceituna con las que trabajáis?

Apostamos por el AOVE monovarietal por las particularidades nutricionales y personalidad propia que tiene cada tipo de aceituna. Nuestros olivares pertenecen a las variedades Picual y Cornicabra, y por tanto los AOVEs obtenidos son totalmente diferentes. Podemos presumir de los excelentes factores medioambientales de nuestro Geoparque Mundial de la UNESCO Villuercas-Ibores-Jara y más concretamente la flora y fauna que tenemos en nuestra Sierra de Altamira. Ello permite que la fase de polinización de nuestros olivos sea muy completa, ayudada por técnicas de poda de olivos, en su fase previa, adaptando a cada tipo de árbol la mejor calidad de luz y aire e impulsando posteriormente esa fecundación de frutos con agua extraída de pozos de sondeo en nuestros sistemas de irrigación de suelo y evitando usos de pesticidas y herbicidas en la superficie.

Nuestros AOVEs se molturan en almazara privada con técnicas de última generación, bajo temperatura de 20º y utilizando doble colador de micras. Los embotellados se producen bajo demanda en diversos momentos del año para conservar los valores nutricionales del aceite en dichos tanques de almacenamiento. De forma reciente, hemos conseguido la acreditación GEOfood para nuestro AOVE, distintivo de la red de Geoparques Europeos que acredita productos y gastronomía de calidad.

¿Cómo realizáis la comercialización de vuestros AOVES?

Nuestra clientela a nivel nacional tiene un perfil muy concreto. Habituados a manejar mucha información en medios online, donde sobradamente nos conocen y siguen nuestra actividad, y con una cierta cultura culinaria o “Foodie” que disfruta con nuestros productos. Siempre repiten y esa es un factor propio de nuestra cultura. En el caso del sector hostelero predominan negocios cuya identidad o ADN lleva un matiz emprendedor que busca distinción frente al resto de competidores. Nuestros monovarietales se integran en sus menús y cocinas dependiendo de la comunidad en la que nos encontremos de una forma excepcional. En el caso de la exportación tenemos muchísimos clientes en Europa, Alemania, Austria y norte de Europa. Nos encontramos inmersos en un nuevo enfoque de nuestros productos gracias a la acreditación GEOfood.

OleoExt ha sido una de las marcas de AOVE extremeñas más activas en redes sociales y en comercio online, incluso en Amazon ¿cuál es la experiencia?

Las redes sociales y medios online  nos permiten llegar a público que de otro modo sería impensable cubrir.  Lo importante es que esa audiencia sea participativa y fiel para que nos permita construir marca acorde a sus inquietudes. Respecto al caso de Amazon tiene sus particularidades pero como complemento a nuestras acciones y medios nos ofrece un resultado muy satisfactorio.

Luz Marina Montero (Almazara Molero Maza): “La elaboración de aceite a maquila está creciendo mucho cada campaña”

Posted on

Entrevista con
Luz Marina Montero
Responsable de Calidad de Almazara Molero Maza

Una nueva generación de jóvenes empresarios está revitalizando con nuevas ideas y servicios el olivar extremeño. Es el caso de Luz, ingeniero química, y Tino, con su Almazara Molero Maza en Lobón, en donde elaboran sus propios aceites de oliva virgen extra, a granel y envasado en formato gourmet, y también a maquila para terceros para todo tipo de productores.

¿Cuál fue el origen de la almazara y sus objetivos?

Nacimos en la campaña 2014/2015, cuando el padre de Tino se jubiló y convertimos un hangar en una almazara para elaborar el aceite procedente de las aceitunas de los olivos de sus bisabuelos. Esta campaña ha sido la tercera para nosotros.Entre los aceites que elaboramos destacaría el Picual, que es el gourmet para nosotros, y el ecológico de olivos centenarios. Tratamos de cuidar mucho el packaging, con formatos medios y pequeños en vidrio sobre todo de 250 y 500 ml. También elaboramos otros AOVEs a maquila de variedades como Arbequina, Carrasqueña o Marteña.

¿Las nuevas plantaciones de intensivo y superintensivo han favorecido el envasado de AOVEs?

Sí se ha notado mucho la llegada del olivar superintensivo para que haya más proyectos de nuevas almazaras, tanto para la venta de aceites a granel como envasado.

¿Elaboráis un Picual, la variedad más extendida en Jaén? ¿Es muy diferente al de allí?

Al ser de regadío, nuestro Picual es bastante diferente al de Andalucía, menos fuerte e intenso en boca. Sí lo es en el olor pro no tanto en el picor característico de esta variedad de aceituna.

¿Se ha notado mayor demanda del uso de la maquila por parte de terceros?

De los 500.000 kilos que hemos molturado esta campaña pasada, unos 350.000 kilos han sido de maquila para terceros. Nuestra producción es de unos 30.000 kilos por día. Desde alguien que viene con sus 500 kilos de aceituna y se lleva sus 80 litros para todo el año, hasta quien elabora 70.000 kilos y los comercializa con su propia marca. Ello ha provocado que el agricultor cuide más su producto y sea consciente de que puede conseguir más valor añadido por su producto que entregándolo a la cooperativa. Nosotros les cuidamos su aceite, se lo filtramos, lo guardamos en depósitos, etc.

¿Se está plantando mucho olivo en vuestra zona?

Está creciendo mucho con olivares intensivos y superintensivos, incluso de gente que ha sembrado 100 hectáreas. Sobre todo abundan la Arbequina y la Picual. Aunque las plantaciones grandes que cosechan 100.000 kilos por día necesitan almazaras de mayor tamaño para procesar la aceituna en el mismo día.