aceite de oliva y olivar

Francisco José Martín de Prado (Almazara Martín de Prado): “Hoy en día se valoran mucho los frutados en estos aceites de cosecha temprana”

Posted on

50 martin de prado mas

Entrevista con
Francisco José Martín de Prado
Gerente de Almazara Martín de Prado

En la campaña 2017-2018, los AOVEs de Martín de Prado, ubicada en Trujillo, lograron prestigiosos premios ¿ayuda a abrir mercados?

Desde el principio, teníamos muy claro que si nuestra apuesta iba a ser por la calidad, ante la corta trayectoria de nuestra marca en el sector, sería imprescindible que la misma fuera avalada por los reconocimientos más importantes, no sólo a nivel nacional sino de los principales concursos internacionales, como así ha sucedido. Es nuestra mejor carta de presentación. Si la calidad de nuestros AOVEs va avalada por prestigiosos concursos, nos resultará más fácil explicar lo que actualmente no se concibe por la sociedad, ante la falta de cultura y conocimientos, sobre las cualidades, ventajas y características de un AOVE de cosecha temprana.

El estar, en nuestro primer año de comercialización de nuestro emblema principal “PRIMICIA”, en la guía más importante y valorada a nivel internacional, como es EVOOLEUM, y situarnos en el TOP-10, con 96 puntos (antecedido por un italiano con 97 puntos y empatado con dos españoles), nos hizo quedar como los segundos mejores aceites del mundo. Desde ese momento, no hemos dejado de recibir premios y mucho interés por parte del consumidor para poder degustarlo.

Desde el punto de vista de la producción ¿cuáles son vuestras principales variedades y en qué destacan?

Las variedades que elaboramos y comercializamos son Picual, Manzanilla Cacereña, Arbequina y Cobrançosa. De entre estas cuatro elaboramos dos composiciones; una denominada Coupage y otra Blend. La primera de estas composiciones es una mezcla de dos monovarietales y, la segunda, de tres. Nuestra principal diferenciación es presentar cuatro tipos distintos de variedades de aceitunas que producimos en la zona, además de por hacer entre ellas dos composiciones de autor, diferenciando y personalizando los mismos sobre la gran oferta de AOVEs que hay en el mercado.

Cada vez más se impone la molturación temprana de la aceituna ¿en vuestros caso también?

Sin esta imposición sería imposible obtener AOVEs como los que estamos elaborando, con unas características organolépticas y una valoración sensorial únicas, indicativas de un producto de mucha calidad. Hoy día se valoran mucho los frutados en estos aceites de cosecha temprana, donde se puede apreciar el conjunto de sensaciones olfativas que recuerdan al fruto del que proceden y, dependiendo de cada variedad, como es nuestro caso, y de si los frutos son sanos, frescos y verdes, se pueden percibir esas cualidades por vía directa o retronasal.

Resulta imprescindible comenzar la recolección entre la última semana de septiembre y la primera de octubre, a pesar de las altas temperaturas que solemos tener en nuestra zona en esas fechas, a las que contrarrestamos con una recolección nocturna si fuese necesario.

Extremadura dispone de unas condiciones idóneas para el olivar superintensivo y en seto ¿Año a año veis que las producciones aumentan en cantidad y calidad?

Más que las producciones, yo diría que vamos cambiando la mentalidad y estamos basando todo el proceso en un protocolo necesario para conseguir calidad y no cantidad, aunque esta última ha mejorado también debido a la implantación de algunas variedades que permiten el cultivo en seto, consiguiendo mejores producciones y reduciendo considerablemente el coste empleado en jornales. En Extremadura, debido a la calidad de sus tierras y a tener el agua asegurada, se está aumentando considerablemente la superficie plantada en superintensivo o seto.

50 martin de prado mas copiar
Nuevo Blend de AOVE “Primicia”

El río Guadiana será el eje del olivar más competitivo del mundo

Posted on Actualizado enn

El olivar intensificado como “nueva” alternativa al campo extremeño

en 2017 crecía el olivar en Extremadura a un ritmo de 10 ha por día

Artículo de
Alfonso Montaño
Oleólogo del Centro Tecnológico Nacional Agroalimentario de Extremadura

Para el lector no es ninguna novedad que el paisaje agrícola en nuestra comunidad ha cambiado notablemente en los últimos años a un ritmo mayor de lo que había hecho hace una década. El olivar en seto y la aparición de pequeñas plantas de olivo donde antes había cultivándose maíz o tomate es una apreciación que todos hemos tenido.

Tan solo en los últimos 3 años, según datos del MAPAMA, en Extremadura ha incrementado en 13.670 ha nuevas en regadío más las ya existentes que han cambiado de cultivo. Entre estas destaca el olivar, habiéndose incrementado en 9.442 ha de olivar en regadío y disminuido el olivar de secano (es más sensato pensar que han pasado a riego) (Figura 1). Estimo que en 2016 y 2017 se han puesto más de 4.100 ha cada año en regadío. Este crecimiento contrasta con la pérdida de otros cultivos en riego, sobe todo el maíz, que según datos del ESYRSE, ha perdido entre 2014 y 2016 en Extremadura 21.659 ha. Hay que destacar que, de los principales cultivos en regadío en Extremadura, tan solo el olivar fue el que incrementó en 2017.

cuadro 1

Figura 1. Crecimiento de la superficie de olivar de riego y secano en Badajoz y Cáceres entre 2006 y 2017. Elaboración propia a partir datos de MAPAMA.

La inmensa mayoría de las nuevas plantaciones lo están enfocando hacia el mercado de los aceites de oliva, pudiéndose ser una pérdida de una oportunidad diversificar hacia la aceituna de mesa, también un mercado en crecimiento y en el Badajoz es una potencia nacional. La gran apuesta por el olivar intensivo y superintensivo, en mi previsión, llevará en pocos años a Extremadura a estar en posición de rozar las 100.000 t. Sin embargo, muchas de estas nuevas plantaciones y sus futuras producciones no contabilizarán como aceite extremeño, sino que se molturarán en Portugal (2.000-4.000 t), Castilla la Mancha (1.000-2.000 t) y Andalucía (2.500-4.000 t), lo que minusvalorará el potencial de nuestra región.

No obstante, la producción de Aceites de Oliva (Figura 2) es claramente ascendente con una marcada vecería que año tras año se va amortiguando debido a la recolección cada día más temprana como se verán más adelante así como la mayor profesionalización por el riego y prácticas culturales. Este aumento regional se debe a Badajoz, la cual confío en que este año supere las 45.000 t; Cáceres parece ser que rompe su tendencia de pérdida de productividad por las nuevas plantaciones en riego en las Vegas Altas del Guadiana básicamente. Este año confío que Cáceres estará cerca de las 10.000 t, pues mucho nuevo olivar empezará a dar producciones muy serias que mitigarían la pérdida de productividad de otras zonas de montaña que el año pasado cargaron.

cuadro 2

Figura 2. La tendencia de la producción de Aceites de Oliva en Extremadura es claramente ascendente sobre todo empujado por la provincia pacense.

El reto de comercializar
El incremento en la producción de aceites de oliva no lo considero un problema, sino más bien cómo poderle dar una salida comercial y llegar al consumidor. Es muy complicado poner el mercado su AOVE de calidad cuando el 90% de la venta de aceites de oliva y grasas vegetales tiene lugar en grandes superficies (super e hipermercados), donde la MDD domina la cuota de mercado e incluso impone el ritmo de los precios con ofertas que invitan a pensar en la “venta a pérdidas” junto con ofertas (3×2, 2×1, 2ª unidad con descuento…) en la que el consumidor no sabe a qué precio se vende el aceite.

Ello unido con una bajada de venta de aceites de oliva, no solo por el factor precio sino, en mi opinión, es más influyente el cambio de forma de consumir (incremento del consumo de precocinados y salsas) y poca dedicación a cocinar (p.e. mayor consumo de tomate frito y menor elaboración doméstica de la salsa). No todo es negativo, hay indicadores que muestran que la confianza del consumidor permanece con un incremento en el consumo de aceites con valor añadido envasados en formatos diferentes a 5 y 1 L, así como la presencia de los hogares españoles, aunque en menor volumen por un menor uso en determinadas elaboraciones culinarias.

Ante este panorama, y para garantizar una renta justa, las industrias oleícolas deben apostar por la internacionalización, por llevar sus productos a los mercados donde el consumo de los aceites de oliva está creciendo. Esta apuesta es complicada, pues los frutos de esta apuesta es a largo plazo, de 5 a 10 años para empezar a ver resultados y hacer sostenible dicha internacionalización.

¿Cuál será la tendencia futura de precios? Nadie lo sabe y, atendiendo a la corrección que me hizo un amigo productor de aceites de oliva vírgenes, no debemos quedarnos con la profecía de que se llegará pronto a cargar cisternas con el precio por debajo de los 2 €/kg, que probablemente de forma puntual se llegará, pero ya estamos haciendo como “terapia de grupo” para aceptar que ese será el precio. La mejor forma de predecir el futuro es creándolo: pues no debemos crearlo diciéndolo.

Habrá años de bajos precios, menores que los actuales, pero volverá a subir conforme la demanda crezca. Lo ideal es tener un mercado que absorba todas las producciones mundiales en los próximos años. Eso sí, si no creamos nosotros nuestros canales de venta, si no estamos cerca del eslabón final de la cadena, no va a venir una gran envasadora o la distribuidora para retribuirnos el precio final que ello se trabajen en nuestra venta a granel.

En el mercado internacional podrán obtenerse precios interesantes, pero cuando tengamos nuestra bodega llena de AOVE de Arbequina con intensidad media de frutado ¿qué le diferenciará de un depósito similar en otra almazara a menos de 50 km de distancia? ¿qué le podemos ofrecer a un cliente que se quiere llevar aceite a granel a su envasadora en puerto franco en EE.UU. que no tenga otra almazara cercana?

Otra vía es la integración vertical con grandes empresas envasadoras. No hay que obviar que la competencia entre grandes marcas a corto plazo serán por medio de competencia de toda su cadena de valor, al igual que competían Airbus y Boeing, o H&M vs. Zara, Ford vs. Volskwagen: no solo compite la marca. ¿Es la integración vertical y las alianzas con grandes grupos una vía garantizar la rentabilidad del olivar en el futuro? En teoría debe ser el camino, ¿es el camino correcto o el mejor camino? Nadie lo puede asegurar, lo que sí se puede asegurar que el peor camino es no hacer nada.

José Javier Sánchez (Olibor): “El futuro del olivar de Villuercas-Ibores depende de que el aceite tenga un buen precio”

Posted on

54 castañar de ibor
Olivar de Sierra en Castañar de Ibor

Entrevista con
José Javier Sánchez
Gerente de la Cooperativa San Benito Abad  (Olibor)

El sector olivarero y oleícola es clave en la economía rural de muchos pueblos de la comarca de Villuercas-Ibores. Una  comarca con numerosos pueblos como Guadalupe, Alía, Cañamero, Navalvillar de Ibor, Navezuelas, Berzocana, Logrosán, Cabañas del Castillo, Robledollano, Bohonal de Ibor o Castañar de Ibor donde el olivo ha sido históricamente uno de los cultivos más destacados, junto a la castaña.

La gran mayoría de sus aceites, procedentes sobre todo de las variedades Cornicabra y Manzanilla, se venden a granel aunque hay cooperativas como la de San Benito Abad de Castañar de Ibor, una de las más grandes y activas de la zona, que también envasan incluso en cristal con marca propia (Olibor). El interés por crear una Denominación de Origen para el AOVE de la zona, alentada  desde Aprodervi, se retomó en los últimos meses aunque no parece que el proyecto vea la luz a corto plazo.

La fuerte caída del precio del aceite de oliva durante el 2018 ha sido un duro golpe para los productores locales, con bastante aceite sin vender todavía en las bodegas, y con una rentabilidad muy ajustada que se une a la despoblación de la zona y al envejecimiento de una buena parte de los socios cooperativistas.

¿Cuál ha sido la trayectoria de la Cooperativa de Castañar de Ibor?

La cooperativa tendrá unos 50 años y desde hace unos 35 tiene almazara propia. Moltura de media unos 4 millones de kilos de aceituna, con un rendimiento medio del 20%. Cuenta con unos 230 socios, de los que un 80% son ya mayores. Los jóvenes por lo general no se quedan en el pueblo y sí hay algunos que al final, mediante arriendos, son los que está sacando adelante los olivares. Además, el ser zona protegida con el tema del Geoparque Villuercas-Ibores hace que tengamos muchas más limitaciones. El 90% de la aceituna es Cornicabra y el 10% Manzanilla.

La cooperativa envase parte de su AOVE con marca propia ¿Están satisfechos con la experiencia?

Estamos haciendo unos 40.000 litros  por campaña de AOVE envasado, y se podría incluso llegar a los 80.000 litros. Como hay tantas personas de Castañar y la zona que viven en muchos lugares de España, es una forma de promocionar nuestro aceite cuando se lo llevan para el año o para regalar.

¿Cómo ves el mercado del granel?

Todo está en manos de corredores y de grandes empresas, es casi como un monopolio. Estás en sus manos y en los precios que quieran ofrecer. También vendemos para exportación a Italia, Portugal, Grecia. Depende de los precios.

¿La fuerte caída de los precios os ha afectado mucho?

Ha sido tres años de burbuja de los precios y han estallado. No me cuadra lo que se ha llegado a pagar por la aceituna la anterior campaña y los precios actuales del aceite de oliva. Nosotros tenemos todavía bastante aceite sin vender y si no lo hacemos antes de que empiece la próxima campaña, habrá que vender la aceituna fuera.

El olivar de sierra y tradicional como el de Villuercas-Ibores ¿cómo puede competir con el superintensivo?

Cuando uno viaja en coche desde nuestros pueblos hacia Navalvillar de Pela o Don Benito se da cuenta de la cantidad de olivares superintensivos que se han plantado. Esta muy bien hablar de calidad y diferenciación de nuestros aceites, pero al final el precio manda y si ves un AOVE en el Carrefour a 3,15 euros no podemos hacer nada ni competir. El superintensivo es una gran amenaza para nuestro olivar, que tiene muchas limitaciones naturales. Nuestro futuro solo depende del precio del aceite de oliva.

¿La Denominación de Origen solucionaría algo?

Nosotros siempre hemos estado a favor pero siendo realistas. No hay que tener pájaros en la cabeza y creer que vamos a vender 300.000 litros envasados a un precio muy alto por solo tenerla. El agricultor tiene que ver que es rentable para su trabajo.

54 OLIBOR

Banca Pueyo renueva su convenio con AFAVEX, reafirmando su apuesta por el sector oleícola extremeño

Posted on

AFAVEX
Aurelio Juzgado (a la izquierda) junto a Javier del Pueyo Cortijo

Banca Pueyo y la Asociación de Fabricantes de Aceite de Oliva Virgen de Extremadura (AFAVEX) han renovado el convenio de colaboración existente entre ambas entidades, y que tiene por objeto fijar los términos de colaboración entre los fabricantes asociados a AFAVEX y las oficinas de Banca Pueyo, lo que permitirá al sector empresarial extremeño del aceite de oliva, acceder a financiación en condiciones preferenciales.

En la firma del convenio han estado presentes Javier del Pueyo Cortijo, presidente de Banca Pueyo, y Aurelio Juzgado Partido, presidente de AFAVEX, quienes mostraron su satisfacción por la renovación de un acuerdo que supone una apuesta importante por uno de los sectores estratégicos de la economía extremeña.

La Asociación Regional de Fabricantes de Aceite de Oliva de Extremadura está compuesta por una treintena de almazaras, cuya producción representa el 60 por ciento del aceite de oliva que se elabora en la región.

Extremadura acelera la ampliación de sus almazaras ante el aumento de la producción previsto

Posted on

Proyectos de ampliación de almazaras en Benquerencia de la Serena, Tejeda del Tiétar y de construcción de una nueva en La Codosera

62 noticia nuevas almazaras

Extremadura es una de las regiones, fuera de Andalucía, que se están mostrando más activas en la apertura, renovación y ampliación de sus almazaras debido al aumento medio de la producción que en la provincia de Badajoz puede llegar a las 15.000 toneladas anuales por encima de su media histórica. Actualmente la región dispone de 132 almazaras operativas, 82 en la provincia de Badajoz y 50 en la de Cáceres.

Los proyectos de nuevas almazaras o de renovación de las ya existentes se mantienen a buen ritmo. Entre ellas destacan la promovida por la empresa Sierra de Benquerencia S.L. en el término de Benquerencia de la Serena (Badajoz), para adaptación de una almazara existente, con una capacidad de 3.500 t/año de aceituna molturada, para la producción de  40 t/día de aceite.  También destaca la tramitación urbanística para ampliación de la almazara de la empresa Cano Valleros S.L. en Tejeda del Tiétar. Y la tramitación urbanística de una nueva almazara en La Codosera (Badajoz), de la empresa Valdelasheras Óleo S.L., que cuenta con olivares propios.

Estos proyectos y otros tienen mucho que ver con el aumento de nuevas plantaciones de olivar intensivo y superintensivo. Entre los últimos destacan los de Germán Puebla Ovando para transformación de secano a regadío de 93,28 hectáreas de olivar en el término de Badajoz. El de la empresa Agrícola Bercial de Hornachos S.A. en la finca El Bercial de Valencia de las Torres para la plantación de 110,67 hectáreas de olivar superintensivo con riego localizado y la de la empresa Ganados Hermanos Reyes en el término de Navalvillar de Ibor para 115,56 hectáreas de olivar con riego.

Juan Antonio Pérez Ayuso (Cooperativa del Campo San Pedro de Guareña): “Veremos campañas de 100.000 tn de aceite de oliva en Extremadura y de 2 millones en España”

Posted on

40 san pedro

Entrevista con
Juan Antonio Pérez Ayuso
Gerente de Cooperativa del Campo San Pedro de Guareña

Gracias en gran parte al fuerte desarrollo del olivar intensivo y superintensivo en la zona, la Cooperativa del Campo San Pedro de Guareña ha consolidado su posición como uno de los gigantes del sector olivarero extremeño. Cuenta con 1.180 socios que cultivan 12.000 hectáreas de olivar, de las que unas 6.000 estarían en riego. El salto en volumen de producción en los últimos años ha sido espectacular, lo que ha requerido varias ampliaciones de sus instalaciones y contar con una nueva almazara. Si en el año 1996, la cooperativa molturaba 4,5 millones de kilos de aceituna, la campaña pasada ya se alcanzaron las 33 millones de kilos.

La pasada campaña que concluyó el 1 de octubre fue complicada por la gran bajada de los precios en origen ¿Cómo lo han llevado los socios?

Es verdad que ha sido un año complicado porque tras las fuertes lluvias los precios comenzaron a caer en origen de forma brusca en pocas semanas. Nuestro sistema de ventas escalonado, nos ha permitido alcanzar un precio medio razonable que estará en torno a los 3,20 euros por kilo. Comparado con los precios en origen de los últimos meses, no ha estado mal. El socio ya está muy atento a los precios de la Lonja. Yo siempre les digo que al ritmo actual de producción y cuando España alcance los 2 millones de producción anual, podremos ver precios del kilo de aceite a 1,20-1,30 euros. Ese sí será un serio problema para el olivar tradicional cuyos costes son altos.

Extremadura ha encadenado en las últimas campañas cosechas récord de producción ¿seguirá creciendo en el futuro?

Hay que tener en cuenta que una buena parte del intensivo y superintensivo que se ha plantado en Extremadura en los últimos años está ahora alcanzando ahora cifras de producción muy importantes, de hasta 10.000-12.000 kilos por hectárea. Con estas producciones y las miles de hectáreas que se han plantado, no me extrañaría que si la climatología acompaña podamos ver en los próximos años cosechas de 100.000 toneladas en Extremadura.

¿La comercialización de los aceites de la cooperativa sobre todo son para exportación y a granel?

El 75% de nuestra producción se destina a los mercados exteriores, fundamentalmente a Italia que es un país que valora muchos nuestros AOVES cornezuelos y verdiales. Con nuestra marca Castúo envasamos unos 250.000 litros al año. En el mercado español, tal como están los precios y el peso de la marca blanca, resulta imposible competir. Los graneles de calidad como los nuestros aseguran la venta de un gran volumen a un buen precio, como ha ocurrido al menos en las últimas campañas.

¿Está concienciado ya el olivarero que sin calidad no hay precio?

Nosotros implantamos la separación de vuelo y suelo hace ya bastantes años, y molturamos la aceituna antes de 24 horas desde su recolección. Todos los que formamos parte de la cooperativa somos conscientes de apostar por la calidad del producto, y que está comienza en el olivar y sigue en el transporte, patio, molturación y envasado.

40 san pedro mas

Extremadura y el Valle del Guadalquivir, los territorios que más crecerán en olivar superintensivo

Posted on

Según asegura el presidente de Dcoop, Antonio Luque, la mayor productora mundial de aceite de oliva

olivar intensivo conquista
Nuevos olivares en Conquista del Guadiana (Badajoz)

La Comunidad de Extremadura está dando pasos de gigante en el sector del olivar y del aceite de oliva español. En dos de las últimas tres campañas olivareras, el olivar regional ha batido récords de producción, con más de 70.000 toneladas.

Esta subida continuada en la producción, que tiene a la provincia de Badajoz como principal protagonismo, tiene al olivar intensivo y superintensivo  a su principal responsable. El número de hectáreas de olivar superintensivo en la región, especialmente en torno a los regadíos del Valle del Guadiana, ha crecido de forma exponencial en los últimos años. Y gran parte de estas plantaciones están entrando actualmente en su fase de producción.

Recientemente, el presidente de la mayor cooperativa de aceite de oliva de España y el mundo, Antonio Luque (Dcoop), comentaba en una Jornada en Jaén que las zonas con mayor potencial de crecimiento en el olivar español serían el Valle del Guadalquivir (entre Sevilla y Córdoba) junto con Extremadura y la provincia de Málaga. Sin olvidar al Alentejo de Portugal. Una afirmación de gran calado ya que se trata del primer ejecutivo del mayor grupo comercializador a nivel mundial en la actualidad, tras la alianza de Dcoop con el grupo Pompeian en Estados Unidos.

Según la Encuesta de Superficies Agrarias del Ministerio de Agricultura, Extremadura cuenta con 278.081 hectáreas de olivar, de las que 257.430 hectáreas serían para almazara. De este total, 51.648 hectáreas de regadío, una buena parte de ellas de olivar intensivo y superintensivo.

El número de almazaras sigue creciendo año a año en la región, hasta situarse en la última campaña en las 132, de ellas 82 en la provincia de Badajoz y 50 en la de Cáceres. En la última campaña 2017/2018, la producción llegó a las 73.078 toneladas, de las que 60.487 toneladas en la de Badajoz. La provincia pacense fue la primera no andaluza en producción de aceite de oliva el pasado año.