ibérico

Juan José Iglesias (Corte y Jamón): “Vamos a abrir nuestra primera tienda de ibéricos en Madrid”

Posted on

Entrevista con
Juan José Iglesias
Gerente de Corte y Jamón

Al pasar por la Avenida Virgen de la Montaña de la capital cacereña se puede ver el moderno escaparate de la tienda gourmet de ibéricos, Corte y Jamón, cuyos promotores pretenden franquiciar a nivel nacional.

¿Qué ofrece diferente una tienda de Corte y Jamón frente a otro tipo de establecimientos de este tipo?

Nuestra tienda gourmet se aleja mucho de la imagen de la charcutería sobrecargada de productos. Solo contamos con productos de alimentación muy exclusivos, casi todo de Extremadura, con el jamón ibérico al corte como producto estrella. Con un concepto muy minimalista y limpio, y con una relación-calidad precio buena. Además de ibérico también hay aceites de oliva virgen extra, quesos, mermeladas, vinos… Llevamos ocho años trabajando en Cáceres pero con la nueva tienda un año más o menos.

¿El modelo de franquicia es el ideal?

Estuvimos en la feria Expofranquicia en Madrid y tuvo buena acogida. Vamos a abrir la primera tienda en Madrid y esperamos hacer entre 5 a 8 aperturas en los próximos meses. La tienda de Cáceres es el modelo que queremos mostrar a los franquiciados interesados. No es necesaria una inversión muy grande. Para un local de 35 metros cuadrados valdría con unos 32.000 euros. Además formamos en el corte de jamón franquiciados en Cáceres. Por ahora abriremos más tiendas en Extremadura porque hay mucha competencia.

¿También exportan ibéricos a Estados Unidos?

Si nos encargamos de la exportación en loncheado cortado a mano de ibérico de Señorío de Olivenza. Somos optimistas por la gran calidad del producto y ya hemos realizado contactos en Manhattan, Virginia y Oregón.

Anuncios

Juan Fernández (Lusitania Food): “Este año estamos ganando más con el aceite de oliva que con el ibérico”

Posted on

Entrevista con
Juan Fernández
Director de Lusitania Food

Juan Fernández y su socio y amigo portugués Alberto Fonseca decidieron crear Lusitania Food, territorio gastronómico que coge algunos de los mejores productos de Extremadura y el Alentejo portugués. Centrada en la producción y elaboración de jamones y embutidos ibéricos propios con DO Dehesa de Extremadura, también comercializan aceites de oliva virgen extra. Y vinos portugueses procedentes de una bodega familiar de más de un siglo que han conseguido exportar a destinos como Alemania o Macao en China.

¿Cómo va la comercialización este año de vuestros productos?

Nuestro producto principal es el jamón y  embutidos ibéricos, ya que son propios. El resto, como en el caso del aceite de oliva procede de proveedores de confianza. En el futuro, hay otro producto muy español, el gazpacho, que también nos interesa. Por sus precios y las circunstancias del mercado, este año se está ganando más con el aceite de oliva virgen extra que con el ibérico.

¿El ibérico está funcionando bien en exportación?

Hasta ahora estábamos centrados en Europa, en países como Alemania, Italia, Luxemburgo y también en la zona del Algarve portugués. En noviembre del 2016 llegamos a un acuerdo con un empresario francés que tiene negocios en Hong Kong para exportar allí. Y ha funcionado muy bien y estamos preparando otro envío. Y un contenedor de aceite de oliva a Argentina. No tenemos grandes pretensiones. Hasta donde podamos llegar pero disfrutando de lo que hacemos.

La multinacional suiza Bell crece en el ibérico con la compra de la extremeña Nobleza Ibérica de Azuaga

Posted on

En Basilea, la tercera ciudad más habitada de Suiza tras Zurich y Ginebra, el cerdo ibérico no es muy conocido. Aunque pronto lo será más. Una de sus mayores empresas, la multinacional agroalimentaria Bell ha adquirido la planta de ibéricos de la marca Nobleza Ibérica en Azuaga para crecer con fuerza en este segmento de negocio en el que ya está presente también gracias a la compra de uno de los gigantes del jamón blanco e ibérico de cebo español, el grupo Sánchez Alcaraz.

Actualmente el grupo Bell ha iniciado las obras en la localidad toledana de Fuensalida de la que será una de las mayores plantas de jamón y loncheados de España.

La planta adquirida de Nobleza Ibérica, cuyo administrador único era José Martínez Martínez, cuenta con una capacidad de producción cercana a los 200.00 jamones y 1.000 toneladas de embutidos. Fue inaugurada en 2008 sobre 11.000 metros cuadrados. Y permitirá al grupo suizo estar en una de las zonas de mayor capacidad de cría  de ibérico de campo y ibérico de bellota de España.

Con la llegada de Bell, el desembarco de empresas foráneas en el sector del ibérico extremeño prosigue con fuerza. Una larga lista que comenzó con Navidul en Trujillo, Montesano, Estirpe Negra, Mafresa, Acosierra, Barón de Ley o Señorío de Olivenza, por citar solo algunas grandes empresas del sector en manos de empresarios de fuera de Extremadura.

Juanes, el ibérico más salvaje

Posted on

“Todo el mundo se cree que porque un cerdo se críe en la dehesa es ya ecológico. Y no es así”. Juan Ignacio Vázquez, el responsable de Juanes, Ibérico Salvaje, ha visto como su familia ha desarrollado la ganadería de forma tradicional durante muchos años en el entorno de Jerez de los Caballeros.

Y decidió hace ocho años emprender una nueva vía: la del ibérico ecológico donde “los animales deben tener un respeto a nivel de trato y a nivel nutricional, sin ningún tipo de estrés. Siempre digo que quien crea con las leyes del universo construye eternamente. Los cerdos no son un número ni van dirigidos a un número. No se matan sino que se sacrifican”.

Entroncado con un humanismo y naturalismo que conecta a la persona con el todo, Juan Ignacio ha hecho de la producción de jamones, paletas, lomos, embutidos y sobrasada de ibérico ecológico una forma de vida. “Todo tiene que tener una parte material y espiritual”.

Sus productos con el sello Organics se dirigen sobre todo grandes ciudades como Madrid o Barcelona, “aunque el ibérico ecológico aún está por descubrir”.

Miguel Bosé cierra su negocio ibérico de Montánchez tras 19 años

Posted on

Monsalud se une a la lista de empresas de ibérico extremeñas que tuvieron que cerrar (El Arroyano, Resti)
o cambiar de propietarios (Mafresa, Acosierra, Dehesa Serrana, Japasur)

jamonibericodebellotamonsalud

El cierre de la empresa Brumale S.L., presidida por Miguel Bosé Dominguín, y conocida en el mercado por su marca Monsalud, tras 19 años en el mercado, se une a la lista de conocidas marcas extremeñas del sector que tuvieron que cerrar (El Arroyano, Resti) o cambiar de dueños en los últimos años (Mafresa, Acosierra, Japasur, Dehesa Serrana). Una crisis que fue especialmente virulenta entre el 2010 y el 2014, donde se unió la superproducción en el sector a los bajos precios y la propia crisis del consumo.

Bosé y sus socios fueron capaces de levantar en 2012 el concurso de acreedores de su fábrica y secadero ubicada a la entrada de Montánchez (Cáceres), pero no han podido frenar la creciente deuda financiera de la compañía. Sus activos llegaron a superar los 10 millones de euros en 2008 y gestionar entre sus socios ganaderos más de 5.000 hectáreas de dehesa.

El que ha sido su director gerente desde abril del 2009, Luis Miguel Halcón Guardiola, abandonó la empresa el pasado mes de octubre tras siete años en el cargo, para dedicarse a nuevos proyectos empresariales en Sevilla. Atrás han quedado los proyectos de Bosé de crear una fábrica de quesos de oveja y cabra en Nogales, o una red de tiendas de venta de productos ibéricos.

Un cierre que se une al de otras importantes empresas de la región, con marcas muy conocidas como Herlusa de Arroyo de la Luz, conocida con su marca El Arroyano, que tuvo que cerrar en agosto del 2012; o Resti, con factoría en Mérida y secadero en Alcuéscar, que cerró en marzo del 2014.

Otras han sobrevivido a la crisis pero cambiando de gestores. Es el caso de Mafresa en Fregenal de la Sierra, quien tras pasar por el grupo zaragozano Jorge acabó controlada por una desconocida empresa madrileña, Kepler 2016 Consultores Estratégicos.

Igual sucedió con Acosierra, el negocio ibérico de Acorex en Granja de Torrehermosa, comprado por otra empresa madrileña, Royal Premium Alimentación.

O Dehesa Serrana, en Herreruela, ahora bajo la órbita de la valenciana Agriculturas Diversas (Extrem Puro Ibérico), o Japasur en  Higuera la Real, controlada ya por el grupo empresarial de la familia Santana Hernández, muy conocida también por su presencia en el sector del aceite de oliva regional.

El ibérico de campo triunfa en Extremadura con más de 300.000 cochinos

Posted on

cerdo-iberico

La llegada de la Norma de Calidad del Ibérico ha provocado un cambio en el panorama del ibérico extremeño, con un gran protagonismo del cochino de cebo de campo.

Según los datos del Registro Informativo del Ibérico (Riber), en 2015 se superaron los 303.000 cerdos de ibérico de campo, un 61% más que la campaña anterior. Hay que tener en cuenta que en 2013 solo había en la región 11.809 cerdos de campo.

Este tipo de cerdos se cría en extensivo en la dehesa, con bellota, pero también a base de bellota y piensos en su engorde final. En 2015, había 188.128 cerdos de bellota en Extremadura.

Joselito entra por la puerta grande del ibérico extremeño de la mano de Montesano

Posted on

El torero, pone en marcha un proyecto para criar hasta 9.000 cochinos ibéricos de campo y bellota puros en sus fincas extremeñas de Trujillo, Moraleja y Monesterio

joselito

José Miguel Arroyo Delgado, más conocido en el mundo de los toros por Joselito, va a entrar por la puerta grande en el negocio del cerdo ibérico. El conocido matador de toros, tras retirarse de los ruedos en 2004, centró su actividad en la cría de ganado bravo. Comenzó con la cría en su finca de Prado del Arca en Talavera de la Reina (Toledo), donde reside,  aunque Extremadura se ha convertido en el centro de su actividad ganadera de vacuno bravo y manso en sus fincas de Trujillo, Monesterio y Moraleja.

“A mí siempre me ha gustado más el vacuno que el ibérico pero ambos son complementarios. Lo importante es que deje beneficios. Estamos criando ya tanto ibérico de campo como ibérico de bellota en nuestras fincas extremeñas. El proyecto con Montesano nos ha parecido muy serio, porque son gente que no vende humo y trabaja muy bien, buscando una gran calidad” -comenta el torero a Caudal de Extremadura.

A comienzos de mayo se constituyó en el registro mercantil de Badajoz la empresa Agropecuaria Monje S.L., con domicilio en Jerez de los Caballeros, en la carretera de Badajoz a Huelva, con un capital social de 400.000 euros. El objeto de la empresa es la gestión de explotaciones ganaderas y en particular, la cría, engorde, reproducción y comercialización de todo tipo de ganado, especialmente de porcino.

Como administrador mancomunado de la empresa figura el torero, acompañado de los propietarios de la empresa Montesano, uno de los grandes gigantes del ibérico español y extremeño: su fundador, Martín García Garzón y sus hijos -que gestionan la compañía actualmente- Raúl García Pascual, Jaime García Pascual y Carmen García Pascual.

Fincas extremeñas
Actualmente, las fincas que gestiona José Miguel Arroyo a las que se pueden unir alguna más en el futuro arrendada cuentan con unas 700 madres. En su finca de Trujillo el torero ha concentrado la cría de ganado bravo, un negocio “que va mejor tras unos años muy duros”, asegura. Mientras, las de Moraleja y Monesterio se destinan a vacuno manso. “El gran problema del vacuno actual es la tuberculosis, que nos exige estar casi desde marzo hasta diciembre con el saneamiento ganadero”.

Grupo canario
El grupo Montesano fue creado por el emprendedor salmantino Martín García Garzón en febrero de 1965 quien con solo 26 años se fue a Tenerife para crear una de las primeras industrias de embutidos de las islas. El asegura que lo aprendió todo de sus padres, que tenían una carnicería en su pueblo natal de La Fuente de San Esteban. Tras triunfar en Tenerife, da el salto al ibérico.

Hace casi veinte años compró en Jerez de los Caballeros un matadero y secadero de jamones, convirtiéndolo en una de las mayores empresas de ibérico de España, muy activa en la DO Dehesa de Extremadura. Este año la empresa compró al grupo andaluz Barbadillo su filial de ibérico Sierra de Sevilla y le alquiló por cinco años su matadero de Sierra Morena.

Montesano fue la primera empresa española autorizada en exportar a China, y también lo ha hecho a Hong Kong, Sinpagur, Australia, México y muchos otros mercados. También cuenta con una industria de jamón blanco y embutidos en La Esperanza (Tenerife) y una participación en una fábrica de hamburguesas en Barcelona.

Actualmente, los tres hijos de Martín García Garzón han tomado su relevo, aunque el empresario -ya jubilado- sigue cotizando sin cobrar pensión y a pie de fábrica. Montesano vende  al año unos 300.000 jamones y cuenta con un stock permanente de más de medio millón de piezas.