miel

Ramón Rodríguez (Euromiel): “Las importaciones de mieles baratas que no lo son y las trabas a la transhumancia son problemas gravísimos”

Posted on

Entrevista con
Ramón Rodríguez
Gerente de Euromiel Sociedad Cooperativa

Esta campaña se presenta complicada para el sector de la miel en Extremadura y en España ¿Cómo se ha llegado a esta situación de bajos precios?

Nuestras producciones no influyen en el mercado, pero sí nos vemos influenciados por el mercado internacional que es el que marca el paso. Argentina es el gran productor de miel de calidad y debido a tensiones internas ha tenido un hundimiento literal de los precios, con una gran producción sin vender y provocado una situación de precios bajos, que se están recuperando algo. Hay muchos apicultores en Argentina que han tenido grandes pérdidas, y que han abandonado la actividad. Estimamos que en 2017 la cosecha en Argentina va a ser muy baja y el precio se va a recuperar. Todo esto para mieles claras producidas principalmente en la provincia de Badajoz.

En cuanto a mieles oscuras Encina-Roble-Castaño producidas en la provincia de Cáceres, el precio se ha recuperado pero la producción ha caído más del 50% con respecto a 2015, y aunque haya subido el precio un 20% más, no compensa la tremenda caída de producción. Con respecto al polen, Extremadura recolecta la mayor cantidad fresco y seco a nivel mundial. Este año ha bajado un poco el precio aunque hemos recolectado un poco más que en 2015.

¿Dónde y cómo comercializa sus mieles Euromiel?

El objetivo de Euromiel es la exportación, conseguir un mejor precio para las mieles que tienen un mercado diferenciado en el exterior.

¿El problema del etiquetado y las importaciones masivas de mieles a bajo precio siguen siendo tan importantes?

Es fundamental que el consumidor tenga todos los datos para poder decidir su compra. Lo que no puede es ocultarse la realidad del producto envasado bajo la expresión de “mezcla de mieles UE y no UE”, cuando realmente el contenido del bote es una sustancia dulce y viscosa que un país tercero ha certificado que es miel y que vende al envasador español (sin escrúpulos) por 1,50 euros/kg, y el precio de venta en el lineal es de 6 euros/kg. Es  inadmisible para un sector, en el que trabajamos con unas obligaciones y exigencias a nivel comunitario y de laboratorios tan altas. En otros países como Alemania, principal país destino de nuestras exportaciones, sus envasadores también lo podrían hacer y no lo hacen.

Las colmenas de transhumancia tienen problemas administrativos al tratar de pasar de una región a otra ¿Es un problema grave?

Es gravísimo, ya que se han dejado de llevar colmenas a comunidades autónomas como Galicia, porque no lo permite la normativa emitida por su gobierno regional o local. Ahora Castilla y León y muchos municipios están publicando normativas restringiéndolo y poniendo tasas abusivas. Hay varios recursos interpuestos y admitidos a trámite en el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

El tema de las mortandad de las colmenas preocupa al sector desde hace tiempo ¿Hay soluciones a corto plazo?

La apicultura es un sector ganadero que asume un 10 o un 15% de mortandad normal, pero cuando tenemos años que superan el 30 o 50% es cuando saltan todas las alarmas, porque algo no está bien. Los investigadores tampoco llegan a una conclusión exacta. Tenemos años climatológicamente muy extremos, y necesitamos algo intermedio. Cuando en primavera superamos los 30ºC, se seca el néctar y el polen no se puede recolectar. Las colmenas profesionales para tenerlas durante el invierno en un estado óptimo de salud  necesitan alimentarse a base de una pasta azucarada denominada fundant. Desde Euromiel gestionamos la importación directa desde Alemania de más de 1.500 toneladas de alimentos como azúcar, fundant, y siropes.

“La competencia de las mieles chinas a menos de dos euros el kilo es desleal”

Posted on

José Antonio BabianoEntrevista con
José Antonio Babiano
presidente de la Sectorial Apícola de  Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura

¿Cuál es la situación actual de la apicultura en Extremadura?

La apicultura es un modelo único de producción sostenible. Extremadura cuenta con la apicultura más profesional de toda Europa, que ha llevado a otras comunidades a copiar numerosas medidas que se llevan a cabo aquí. Somos la región con más colmenas de España, 603.000 colmenas actualmente, con una media de 550 colmenas por explotación frente a las 125 colmenas de media que tiene Andalucía, que es la segunda región.

Sin embargo, en cuanto a producción, se viene dando desde hace años una tendencia a la baja. Cada vez el apicultor extremeño necesita un mayor número de colmenas para conseguir igual o menor producción de miel influyendo en esta merma de producción fundamentalmente la irregular climatología que estamos teniendo en las últimas campañas, con rangos de temperaturas y precipitaciones fuera de época a las que las abejas son muy sensibles y cuestiones sanitarias no resueltas como la varroatosis, el CCD o la presión masiva que por parte del abejaruco sufrimos cada temporada.

La alta mortandad de las abejas ha supuesto un grave problema no sólo en Extremadura sino en toda España ¿Se conoce ya la causa y su solución?

Hay numerosos estudios sobre la alta mortalidad de las abejas y sus posibles causas, que no terminan de arrojar luz sobre esta cuestión, apuntando a un proceso multifactorial donde pesticidas, virus, parásitos, déficit alimentario, etc. parecen estar implicados. Desde el punto de vista sanitario, la principal amenaza que tienen nuestras colmenas es la Varroa, que es un ácaro que nace en la misma celda que la abeja y se desarrolla antes que ella, debilitándola y, con ella, a toda la colmena. En Extremadura tenemos un modelo de gestión de la ayuda europea que existe para luchar contra este ácaro, que ha unido a todo el sector para tomar decisiones conjuntas y en beneficio de todos. El abejaruco también está provocando bajas en nuestras colmenas.

La importación masiva de miel de terceros países a bajos precios y sin controles ha supuesto muchas pérdidas para el sector ¿Qué se puede hacer?

Desde el punto de vista comercial, el principal problema es la importación masiva de mieles desde China a muy bajos precios por parte de intermediarios en España. Cada año se importan desde China 17.000 toneladas, situando a España como el tercer importador de miel china detrás de Japón y EE.UU. Y la miel a precios más bajos es la que llega a España. Nos produce una distorsión en el mercado contra la que no podemos competir porque es una competencia desleal, ya que los precios de nuestras mieles están entre 3 y 4 euros mientras que las mieles procedentes de China están en el entorno de los 1,50-2 euros. La diferencia es la calidad entre una y otra y los costes de producción, claro.

Además, la normativa en el etiquetado de los tarros de miel no es clara, no permitiendo saber con certeza la procedencia de la miel que hay en el tarro. Algo que debería indicarse en la etiqueta para que el consumidor sepa lo que realmente está comiendo, porque las prácticas ganaderas, la tecnología y las garantías sanitarias de nuestra miel no son las de China.

¿La comercialización directa de la miel extremeña es buena?  

La calidad es lo que distingue nuestra miel de la del resto. Apihurdes, Montemiel y Sierramiel son nuestras cooperativas apícolas, que comercializan su miel con su marca y que también lo hacen a través de Euromiel, una cooperativa de segundo grado integrada por estas tres cooperativas, que exporta miel, polen y cera.

La Unión Europea y Japón son los principales destinos de la miel extremeña, mientras que el polen que se exporta a Japón, es para consumo humano y la UE, Israel y Marruecos es para la lucha biológica. Extremadura exporta  entre 1.500 y 2.000 toneladas de miel y es la principal salida que nos queda. Llevar nuestro producto a países que realmente pagan la calidad, como Francia, Alemania, Japón, etc.

La falta de lluvias en primavera y China amargan la miel extremeña

Posted on

miel-abeja

La región cuenta con más de 500.000 colmenas que esperan que la cosecha sea un 50% menor

Malos tiempos para las abejas extremeñas y para sus apicultores. La competencia desleal de la miel china, fomentada por muchas empresas españolas, y la primavera seca y ventosa han situado en una complicada situación al sector. La región dispone de 970 apicultores, de los que más de un 80% lo son a título principal. En Extremadura hay más de 500.000 colmenas, especialmente en dos zonas: Las Hurdes en el norte de Cáceres y Fuenlabrada de los Montes en Badajoz.

Menor producción
La Asociación Profesional de Apicultores Extremeños (APAEx) estima que la producción de miel en Extremadura será un 50% menor que en una campaña normal, tras haber sido esta estación excesivamente corta en recursos melíferos para las abejas. Sobre todo por las irregulares y escasas lluvias del invierno y primavera, además de por el intenso viento de los últimos meses. La fuerte ola de calor de la primera quincena de mayo, con temperaturas más propias del mes de julio y agosto, ha dejado muchas floraciones “totalmente secas”.

Transhumancia
Ante esta situación, muchos apicultores han optado por trasladar sus colmenas varias semanas antes de lo previsto a otras regiones como Castilla y León y Andalucía con el aumento de costes que supone en arriendos de fincas y transporte. Según esta asociación, el único dato positivo de la campaña ha sido que la reposición de enjambres  para cubrir las bajas de las colmenas se ha realizado de forma satisfactoria.

Competencia desleal
La climatología no es de todas formas el mayor problema de los apicultores extremeños. La competencia desleal de la miel china de baja calidad hace casi imposible comercializar sus producciones en el mercado español.

Según datos de COAG, casi 7 de cada 10 kilos de miel que entraron en España el pasado año procedía de China. Desde el 2007, las importaciones de China se han multiplicado por 5, superando las 15.000 toneladas. En muchos casos de la mano de multinacionales alimentarias y de las marcas blancas de la gran Distribución que buscan más el precio que la calidad del producto. Producir un kilo de miel cuesta en España entre 2,29 y 6,50 euros el kilo mientras en China el coste medio es de 1,36 euros.

Hay que recordar que en China está permitido el uso de productos fitosanitarios y antibióticos prohibidos por la Unión Europea para el sector apícola.