vino y bodegas

Delphine Demade, directora del Salón Vinitech-Sifel: “Vinitech-Sifel es el escaparate internacional de innovación en el sector vitivinícola y hortofrutícola”

Posted on

Foire Internationale de Bordeaux 2015Entrevista con
Delphine Demade
Directora del Salón Vinitech-Sifel

Vinitech-Sifel es uno de los eventos más importantes en el mercado mundial vitivinícola y hortícola, que tendrá lugar en la localidad francesa de Burdeos del 20 al 22 de noviembre.

¿Cuáles son las principales razones que hacen de Vinitech-Sifel una visita imprescindible?

Vinitech-Sifel es la feria líder mundial para profesionales de los sectores de la viña, del vino y de las frutas y hortalizas: a la vez escaparate internacional de la innovación y gran punto de encuentro e intercambios.

Las cifras de la feria hablan por sí solas: 850 expositores, de los cuales el 20% son fabricantes extranjeros de cerca de 20 países, 1.200 marcas representadas, una oferta exhaustiva de productos y servicios con un 40% del equipamiento presentado dedicado tanto al sector vitivinícola como a la producción hortofrutícola. Para apoyar mis observaciones, volveré sobre lo que constituye su ADN y su éxito.

Vinitech-Sifel es “el lugar donde hay que estar” en cuanto a innovación se refiere; los fabricantes están a la espera de esta feria para presentar equipos y técnicas de última generación. Los visitantes encuentran los productos premiados en los muy esperados Trofeos de la Innovación. Con la ambición de seguir siendo el evento líder mundial en materia de innovación, el Salón destaca a los galardonados de otros concursos como el Gran Premio Innovación & Desarrollo de la Academia Amorim, el 12º Trofeo Oenovation® en colaboración con el Parque Tecnológico Bordeaux Montesquieu, el concurso de diseñadores de etiquetas de vino de Wilaaw, el concurso Wine in Box…

Para nuestro visitante, se trata también de una gran bienal internacional que le ofrece respuestas a medida. Un salón profesional ofrece un lugar, una dinámica para que todos los actores de estos sectores se encuentren, intercambien y encuentren respuestas. Y Vinitech-Sifel ha construido su notoriedad gracias a su capacidad de proponer un programa de reflexión y de intercambio en torno al “Polo Encuentro e Innovación” y bajo el alto patrocinio de la OIV.

La edición 2018 no fallará a la regla con la programación de unas cuarentas  conferencias a cargo de las grandes organizaciones y actores de la profesión, algunas de las cuales contarán con traducción simultánea. Los expertos reunidos y las organizaciones profesionales aportarán sus conocimientos sobre los principales temas de actualidad, como por ejemplo: agroecología, nuevas variedades, robotización de la producción, gestión empresarial, etc.

Esta combinación de exposición y foro de expresión, nos asegura una gran audiencia cercana a las 45.000 personas, el 15% de las cuales son visitantes internacionales y una tasa de satisfacción de alrededor del 94%, según una encuesta de opinión realizada por la COHDA. El 84% de los expositores también están satisfechos con su participación. Entre los expositores franceses, el 69% ha cerrado al menos una operación con un cliente extranjero y, finalmente, el 90% de las empresas encuestadas declaran querer volver. Estos resultados son también fruto de nuestro constante trabajo de seguimiento y reflexión para acompañar y responder a los nuevos retos de los profesionales.

En cuanto a la oferta más global, ¿le han dado una nueva fisonomía al evento?

En cuanto a la estructuración de la oferta, mantenemos la misma organización en torno a 4 polos: Técnicas de Cultivo,  Equipamiento para Bodegas, Embotellado y Acondicionamiento y Servicios. Pero ahora enfocamos la feria como un lugar de mezcla intersectorial y multifuncionalidad, frente a marcas que tienen una oferta multi sectorial. En 2016 probamos con un “recorrido  hortofrutícola” que reunió a 130 expositores y que renovamos y ampliamos este año. La valorización de los productos, una mejor identificación de los actores y una mejor legibilidad de la oferta de los expositores, son nuestros objetivos con la integración de este recorrido. En este mismo espíritu de transversalidad, repetimos el “Recorrido Bío”. Este tema relevante también estará en el centro de la mayoría de nuestros debates. Hablaremos de “agricultura sostenible”, “agroecología”, “producción bío”… En la misma lógica, la feria también promocionará específicamente el sector de las bebidas espirituosas a través de un recorrido de exposición y degustación.

Por último, ampliamos el “Techno-show”, lanzado en 2016, paralelamente a la oferta comercial, con el deseo de desarrollar la gama de maquinaria que los visitantes podrán probar.

¿Cómo se convierte uno en el Salón Mundial de referencia y cómo se consigue seguir siéndolo?

¡Trabajando duro! Cuando una edición está llegando a su fin ya  estamos trabajando en la siguiente. Ocupamos el terreno nacional y confiamos internacionalmente en nuestra red de agencias delegadas para fomentar la visita de actores extranjeros. Este trabajo de reclutamiento se lleva a cabo en unos sesenta países productores. Allí se realizan acciones específicas y punteras que dan lugar a la invitación de los principales responsables extranjeros de la toma de decisiones y a la llegada de delegaciones de compradores.

Estamos afinando nuestro trabajo de captación en mercados lejanos, pero también estamos a la escucha de nuevas áreas de producción (Madagascar, India…). Y mantenemos una fuerte presencia en países que corresponden a nuestros principales objetivos de visitantes: España, Italia, Portugal y Alemania, Suiza y países de Europa del Este. En cada uno de estos países, estamos en contacto con los responsables de las profesiones intermedias, los grandes industriales o los grandes nombres del sector. A estos VIPs, les ofrecemos un programa a medida de reuniones de negocios con nuestros expositores y visitas técnicas a la carta a los principales Châteaux de la región.

Seipasa refuerza su apuesta por el sector del vino ecológico con Ecoracimo 2018

Posted on

seipasa ecoracimo

Seipasa, empresa especializada en el desarrollo y fabricación de biopesticidas, bioestimulantes y nutricionales para la agricultura, ha firmado un acuerdo con Ecovalia para convertirse en patrocinador exclusivo de Ecoracimo 2018, el concurso internacional que elegirá al mejor vino ecológico del mundo.

El certamen se celebrará el próximo 12 de mayo en el Castillo de Montilla (Córdoba) bajo la supervisión de un prestigioso panel de 20 catadores internacionales. La XIX edición de Ecoracimo se presenta con el objetivo de impulsar a los agricultores ecológicos que trabajan la vid y a las bodegas que elaboran caldos biológicos certificados.

El director de marketing de Seipasa, Juan Manuel López, ha insistido en la apuesta de Seipasa por el sector ecológico para reforzar su desarrollo y promoción internacional: “Ecoracimo está totalmente alineado con los valores de Seipasa y su apuesta por la tecnología natural como motor de la agricultura. Desde Seipasa queremos apoyar y reconocer el gran esfuerzo de los productores y bodegas que trabajan vinos ecológicos certificados”.

López ha destacado el excelente momento que vive el sector y ha subrayado las cifras que así lo demuestran. “Solo en España se dedican 106.000 hectáreas al cultivo de uva ecológica. Es casi un 11% más que el año anterior y una muestra muy evidente del amplio recorrido que tiene por delante este sector”.

Ecoracimo 2018 está organizado por Ecovalia, la Diputación de Córdoba y el Ayuntamiento de Montilla. El certamen está dividido en 7 categorías (vinos tranquilos, blancos, rosados y tintos, vinos de aguja, vinos espumosos, vinos de licor y vinos de uvas sobremaduras). Dentro de cada categoría se otorgarán varios premios. El máximo galardón –Premio Especial Diputación de Córdoba- se concederá al vino con máxima puntuación dentro de los Ecoracimos Gran Oro. En esta XIX edición se espera la participación de más de 200 muestras.

El compromiso de Seipasa con la industria ecológica también se extiende al sector del aceite. Seipasa también ha patrocinado la XVII edición de Ecotrama, el Concurso Internacional de Aceites de Oliva Virgen Extra Ecológicos que se celebró el pasado mes de abril en Baena, Córdoba, bajo un formato muy similar al de Ecoracimo 2018.

Eusebio Fernández Casasola (Bodega Pago de Casasola): “Nuestro Tempranillo se asemeja bastante al de Ribera del Duero porque trajimos las cepas de allí”

Posted on

eusebio fdez casasolaEntrevista con
Eusebio Fernández Casasola
Gerente de Bodega Pago de Casasola

Encontrar una bodega fuera de las zonas vitivinícolas tradicionales de Extremadura no es tarea sencilla. Porque no es igual sacar adelante  un viñedo en la comarca de La Siberia que en Tierra de Barros o Matanegra. El empeño de Eusebio Fernández Casasola por producir uva de calidad y elaborar vinos en Castilblanco, muy cerca de Alía, lo ha logrado y ya es un referente en su zona, donde también hay otras grandes bodegas como Carabal en Alía.Un territorio dominado por las vistas de la sierra de Guadalupe, la sierra de Altamira y la sierra de las Villuercas.

¿Cómo surgió el proyecto del viñedo y bodega de Pago de Casasola y en qué momento se encuentra?

El proyecto comenzó hace 18 años, cuando se adquirió el terreno. Es una finca en una zona de raña, con un subsuelo muy húmero y cuenta con una superficie de 3 hectáreas. Se plantó viñedo en espaldera, un 98% de la variedad Tempranillo y un 2% de la variedad syrah, con alrededor de 5.100 cepas. Al estar en una zona poco vitivinicultora las dificultades fueron muchas en los comienzos. No había gente con experiencia en la materia y hubo que salir fuera a asesorarse, nosotros concretamente en la zona de la Ribera del Duero. De allí también se trajeron los plantones de vid.

¿La zona de Castilblanco donde os encontráis, a 600 metros de altura, que características aporta al viñedo?

El viñedo se encuentra en el término de Castilblanco, limítrofe con Alía (Cáceres), a una altitud de 600 metros, en suelo de aluvión. Al estar en una zona donde las temperaturas diurnas son extremadamente altas y donde la humedad del subsuelo trae noches frescas, se produce una variación térmica importante que desestresa al viñedo en la época de producción, lo que aporta al vino unas características especiales.

¿Cómo ha sido la última vendimia tanto en cantidad de uva y vino como en la calidad de la misma?

Al haber sido un año seco la última vendimia ha sido muy corta en producción, sin embargo, la calidad de la uva ha destacado respecto a otras cosechas.

Con las dos variedades que tenéis, Tempranillo y Syrah, ¿qué vinos habéis elaborado hasta ahora y que características les definirían?

En nuestra bodega elaboramos un vino tempranillo que se asemeja bastante al Ribera del Duero ya que, como comentamos anteriormente, allí fue donde aprendimos, si bien posee también unas características propias que aporta el terreno y el clima.

Es un vino tinto con una graduación de 13 grados y medio, color rojo rubí de gran intensidad, muy redondeado en boca, con sabores a frutos rojos como la cereza la mora o la frambuesa que, sometido a la crianza adquiere aromas a tabaco, madera y vainilla. Sus dulces y nobles sabores y su vivacidad le otorgan un postgusto largo.

¿Manda más en la elaboración de vuestros vinos vuestros propios gustos o el conseguir vinos amables para todo tipo de públicos? ¿Es un vino de autor?

Actualmente tenemos el crianza, de diferentes añadas y un también reserva de 2012. Siempre hemos tratado de elaborar vinos amables para todo tipo de público y poco a poco vamos consiguiéndolo.

pago de casasola

El proyecto Antier Wines explora la autenticidad de las viñas antiguas de Sierra de Gata

Posted on

El enólogo Jesús M. Recuero quiere abrir una bodega en Villamiel para elaborar sus propios vinos y los de viticultores de la zona

En la mayoría de los pueblos de Sierra de Gata, en el noroeste de la provincia de Cáceres, sigue siendo muy común la elaboración de vinos de pitarra para autoconsumo y la venta en el mercado local. Un proyecto cooperativo con sede en Villasbuenas de Gata, integrada desde 2010 en Acenorca, intentó profesionalizar su elaboración y comercialización, aunque acabó de forma abrupta y dejando a cientos de viticultores de la zona sin explicación en la vendimia del 2016.

Sabedor de su gran potencial y enamorado de los viñedos antiguos de variedades autóctonas, Jesús María Recuero –enólogo y bodeguero afincado en Villanueva de Alcardete, al noreste de la provincia de Toledo–, ha impulsado el proyecto de Antier Wines, con sede en Villamiel, que ya ha lanzado al mercado sugerentes vinos con notable éxito y que exploran variedades de la zona como la Ojo de Liebre o la Verdejo Serrana en blanco, o la Piñuelo, la Rufeta o la Tinto Fino en tinto.

“La familia de mi mujer es de Villamiel, donde tenían casa con su antigua bodega y algún viñedo. Siempre que viajaba a Sierra de Gata y veía sus viñedos de sierra, tenía claro que con ellos se podían elaborar vinos singulares, auténticos, que transmitieran todo lo que encierra este paisaje. Junto a mi cuñado, Agustín García Rico, comenzamos el proyecto”.

Ya ha creado la empresa Viñedos históricos de Sierra de Gata S.L., con sede en Villamiel. Durante los últimos tres años, hasta su inesperado cierre, Jesús María Recuero, llevó la dirección técnica de la Bodega cooperativa de Sierra de Gata en Villasbuenas y elaboró sus vinos Antier y Trasantier allí. “Al menos conseguimos que los viticultores cobraran su uva, cosa que no sucedía habitualmente. Quince días antes de la vendimia del 2016 nos dijeron que cerraban. Sin más. Se trató desde el principio de un proyecto mal concebido, alejado de las zonas de más producción, sin capacidad y mezclaba la uva de 11 pueblos, que tienen peculiaridades distintas”. Defensor de los vinos de pitarra como “patrimonio cultural”, cree que su proyecto es totalmente compatible.

Tanto la pasada vendimia como la actual han tenido que elaborar sus vinos en la casa-bodega Recuero 1873 que tiene en Villanueva de Alcardete. Allí elabora también vinos singulares, con la marca Sigilo, de uvas procedentes sobre todo del Valle de Cigüela de variedades singulares como la Brujidera, Tinta Madrid o Tinta Velasco.

“Nuestra idea es abrir una bodega pequeña en Villamiel para elaborar nuestros vinos y también los de agricultores de la zona interesados”. Actualmente están llevando unas 28 hectáreas de viñedo en la zona, con bajas producciones, adelantado la vendimia sobre lo que es tradicional allí para conseguir todos los matices afrutados del vino. La zona produce entre 60.000 y 100.000 kilos de uva, aunque el municipio de Villamiel en sus tiempos llegó a producir más de 200.000 kilos. También están muy interesados en los viñedos del pueblo de Robledillo de Gata, que cuenta con menos de 15 hectáreas de viñedos de suelos pizarrosos. “Por suerte, la reestructuración del viñedo no llegó aquí, y se han podido mantener variedades de gran riqueza y muy adaptadas al terreno”.

Hasta ahora cuenta con dos líneas de vinos, la Trasantier, para vinos más tradicionales en su elaboración; y los Antier, de una viticultura más radical, sin sulfitos y sin filtrar, vinos naturales de la tierra”. La comercialización en la zona, en hostelería y cosas rurales, ha sido muy buena. “La producción no nos llega con la demanda que tenemos”.

Fernando Giménez Alvear (Palacio Quemado): “Extremadura debe distinguirse con variedades tradicionales autóctonas de la propia región o limítrofes portuguesas”

Posted on

Entrevista con
Fernando Giménez Alvear
Consejero Delegado de Alvear-Palacio Quemado

Fundada por Alvear, la histórica bodega cordobesa de Montilla conocida mundialmente por sus famosos vinos Pedro Ximénez, y la familia Losada Serra, la bodega Palacio Quemado se encuentra en Extremadura, en la carretera de Almendralejo a Palomas.

¿Se han cumplido las expectativas del Grupo Alvear cuando abrió su bodega extremeña, Palacio Quemado?

La verdad es que con creces. Nunca pudimos imaginar que siendo recién llegados, nuestro Palacio Quemado Crianza iba a tener ese reconocimiento tan grande en Extremadura primero, y luego en Alemania y otros países de Europa. Este éxito para Alvear, fue un soplo de aire fresco. Si bien es verdad que el mundo de los vinos generosos vuelve a estar hoy de moda, Palacio Quemado ha sido en unos años más duros un asidero para la marca. Ahora queda otra labor fundamental: consolidar lo ya realizado e incrementar la presencia de los vinos de mayor posicionamiento, pero tenemos tiempo por delante.

El viñedo extremeño ha sufrido una gran transformación pero quizás no sea lo suficientemente conocido en España ¿Qué retos le faltan por cumplir?

El vino se hace en el viñedo por lo que la configuración del viñedo extremeño será fundamental en el futuro del vino de las bodegas extremeñas. A mi modo de ver, lo importante es la diferenciación: debemos distinguirnos con el uso de variedades tradicionales autóctonas de la propia región o de las limítrofes portuguesas. Es un camino sin sentido intentar competir con vinos hechos a semejanza de Castilla-La Mancha o Rioja, donde los precios y los márgenes están muy ajustados. Nosotros debemos reivindicar un terroir propio como único camino viable hacia los vinos de calidad.

¿Hacia qué tipo de vinos se ha especializado Palacio Quemado? ¿Está cambiando mucho el perfil del consumidor?

Nuestro estilo de vino ha evolucionado hacia vinos más fluidos y ligeros, con baja extracción y taninos más dulces, y esto no es sólo para estar alineado con los gustos actuales, sino porque es el estilo de elaboración que entendemos más apropiado para las uvas que se obtienen en nuestra finca, que preserva con mayor éxito la fruta y la acidez natural del vino.

En España hemos sufrido un cambio de hábitos de consumo radical: el consumidor tradicional, el bebedor cotidiano, que significaba hace pocos años casi el 50% del consumo, hoy sólo representa el 6%, y ahora el más representativo es el consumidor “trendy”, que entiende el vino como elemento de distinción para conformar su estilo de vida, pero que lo consume sobre todo en los fines de semana. Las mujeres se han incorporado también plenamente al consumo. También ha cambiado la forma de consumirlo; del aperitivo en la barra del bar, pasó a la mesa, y ahora, también a la sobremesa sustituyendo a combinados, y el lugar de consumo, antes fuera de casa y hoy mayoritariamente en los hogares. Podemos argumentar que el nuevo consumidor elitista, la mujer, el consumo como combinado, o en el hogar, determinan las preferencias hacia vinos más ligeros, pero sería forzado. Yo, más bien, opino que el consumo actual admite estilos de vino variados pero que cada bodega debe entender cuál es el estilo más adecuado a su terruño.

¿Se valora mucho en las exportación la buena relación calidad-precio de los vinos extremeños?

Desde mi punto de vista, no existe mercado específico de “vino extremeño envasado” en el mercado exterior, siendo todo él considerado exclusivamente como “vino español”. Sí existe mercado de “granel de Extremadura”, pero en ese mercado nosotros no operamos. Dentro de la categoría “envasado”, el precio del vino está segmentado por las clasificaciones de calidad: DO, IGP, siendo una responsabilidad de todos los productores defenderlas. En la medida que aumentemos el prestigio de las menciones de calidad propias: Ribera del Guadiana, Tierra de Extremadura, ayudaremos a incrementar el posicionamiento de precio del vino extremeño en el mercado exterior.

Jacinto Guerra (Asevex): “En Extremadura se envasa en torno al 30% del vino que se produce”

Posted on

Entrevista con
Jacinto Guerra
Secretario Técnico de la Asociación de Empresas Vinícolas de Extremadura (Asevex)

Asevex reúne a más de 40 bodegas privadas de Extremadura, siendo una de las voces más autorizadas sobre el futuro del sector vitivinícola regional.

¿Cómo ha sido la actual vendimia?

Parece que se confirma un importante descenso en la producción. Se estima que puede llegar al 30% en uva blanca y al 40% (incluso algo más) en tinta. Es muy posible que el descenso global se situé en el entorno del 35 % respecto a la del año pasado, con una producción probablemente por debajo de los 250 millones de litros. Sería cosecha más baja de los últimos veinte años,  debido a la escasez de precipitaciones, no solamente de la presente campaña sino de la que se viene acumulando en los últimos años Mientras, la calidad será muy buena.

¿Y los precios de la uva?

El precio de la uva al comienzo de la campaña se situó alrededor de un 20% por encima del habido en la anterior campaña. Los precios iniciales de exportación son también bastantes superiores a los habidos en la campaña pasada, con aumentos entre un 30 y un 40%. Este aumento está motivado por los descensos en las producciones que también están existiendo en otras regiones de España y en los principales países productores como Francia e Italia.

La reconversión del viñedo extremeño en campo ha sido muy importante ¿La inversión en las bodegas también ha sido muy alta?

En los últimos 15 años se ha reestructurado una importante superficie de viñedo, concretamente más de 50.000 hectáreas, aproximadamente el 60% del total de la superficie de viñedo de Extremadura. También se han realizado importantes inversiones en las bodegas dirigidas a la modernización de sus instalaciones, que han servido de base para mejorar la calidad de las producciones, especialmente para adaptarlas a la producción de vinos tintos de calidad. Así, se han realizado importantes inversiones en prensas, depósitos de acero inoxidable, depósitos autovaciantes, naves de crianza, barricas de madera, líneas de embotellado, etc. Deben ser pocas las bodegas que no hayan realizado alguna mejora en sus instalaciones. Las inversiones realizadas se pueden estimar en varios cientos de millones de euros en los últimos quince años.

¿Qué grandes retos de futuro tienen planteadas las bodegas de la región?

Tras el avance habido en las estructuras productivas del sector, tanto en el viñedo como en las bodegas, el gran reto es crear una adecuada estructura comercial que permita comercializar nuestros vinos con marca propia y bajo alguna de las dos menciones de calidad existentes, la I.G.P. “Vinos de la Tierra de Extremadura” y la D.O. “Ribera del Guadiana”.

Extremadura es la segunda productora de vino en volumen de España ¿Sigue saliendo mucho vino extremeño a granel para servir de base a vinos de otras zonas en España y el extranjero?

En la comercialización del vino sigue predominando el granel frente al embotellado, quizás como algo habitual en las grandes zonas productoras como en La Mancha. Si tenemos en cuenta todos los tipos de vinos y de envases podemos estimar que se envasa alrededor del 30% de la producción de la región.

¿La exportación es el futuro del vino extremeño, sobre todo en grandes mercados donde entra con el paraguas de Vinos de España a precios muy competitivos?

Es evidente que cuando se presentan los vinos embotellados de Extremadura en los mercados nacionales tienen que competir con otras DO de gran solera en España, sin embargo en los mercados de exportación ese inconveniente desaparece en gran medida. Prueba de ello es que en 2016 se exportó aproximadamente el 50% de la producción de la campaña y que casi todas las bodegas lo hicieron en mayor o menor medida, concretamente 109 de ellas. La asignatura pendiente sigue siendo aumentar el valor añadido de los vinos exportados, puesto que aunque somos la cuarta región española que más vino exporta en volumen, también es la que lo hace a precios más bajos.

Alberto B. Bornadiego (Pago de las Encomiendas): “Los vinos extremeños cada vez son más reconocidos y valorados”

Posted on

Entrevista con
Alberto B. Bornadiego
director comercial de Pago de las Encomiendas

La bodega Pago de las Encomiendas, ubicada en Villafranca de los Barros, ha sido una de las bodegas extremeñas más activas en el tema del enoturismo, contando también con un club de vinos donde formar y compartir experiencias con sus clientes.

Según Alberto B. Bornadiego, director comercial de la bodega, en el sector del vino regional “queda mucho trabajo por realizar pero afortunadamente tenemos en la región un gran número de bodegas que elaboran grandes vinos con estándares de calidad muy altos, conocidos tanto a nivel nacional como internacional. Se ha dado en esta última década un salto cuantitativo en este tema, pero la losa de ser una región elaboradora de volumen aún pesa mucho. Vamos por buen camino y, con el esfuerzo de estas bodegas y un buen trabajo como hasta ahora, los vinos extremeños, estamos convencidos que pronto serán aún más reconocidos y valorados en el panorama vitivinícola nacional e internacional”.

“El principal mercado de la bodega es el nacional, estando presente con una gran red de distribución en todas las comunidades autónomas”.

“Lo que más aprecian de nuestros vinos y que a la vez es la identidad de Pago de las Encomiendas es lo afrutados que son y lo bien ensamblados que están”.

Entre ellos destaca el Unadir Tinto Roble 2016, de color rojo picota muy intenso, con irisaciones violáceas en el borde de la copa y un aroma a compota de frutas muy maduras, pero con predominio de bombón de guindas y moras de zarza, junto con cierto toque de café y tiramisú.